Inicio » Deben reglamentar a clientes, no al sexoservicio: Teresa Ulloa

Deben reglamentar a clientes, no al sexoservicio: Teresa Ulloa

Por María de la Luz Tesoro

Más que reglamentar el sexoservicio en el Distrito Federal, lo que se debería reglamentar es a los clientes, que los obliguen a realizarse controles sanitarios, a no consumir prostitución infantil, ya que de hacerlo tendrían que parar en la cárcel, consideró la directora regional de la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, Teresa Ulloa.

Aseguró que la iniciativa de Ley a la Protección al Sexoservicio para la Ciudad de México, recién presentada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), es sólo una manera de reglamentar el sexoservicio, no representa ninguna protección para quienes lo ejercen, lo único que están provocando con la iniciativa es incrementar la explotación sexual comercial infantil y de la trata, de la que son víctimas la mayor parte de las niñas y mujeres que están en la zona de La Merced, en el centro de la Ciudad de México.

Teresa Ulloa enfatizó que es una iniciativa que curiosamente presentan puros hombres, “desconocen que proteger es garantizar oportunidades a las mujeres y a las niñas para que no tengan que prostituirse”. Eso, precisó, sólo se va a lograr dotando de mecanismos de exigibilidad a los derechos sociales, económicos y culturales.

Con ello, se podrá garantizar el verdadero combate a la pobreza y romper con el modelo económico que des-universaliza los derechos, al tiempo que logra respetar la dignidad de las personas, en este caso, el de las mujeres, indicó.

En entrevista a Cimacnoticias, la Directora regional comentó que ella no haría un proyecto de ley para reglamentar el sexoservicio, sino una ley para hacer que los derechos sociales, económicos y culturales puedan exigirse en el Distrito Federal para todas y todos –educación, vivienda, salud, trabajo– “eso me preocuparía más, si realmente hubiera un compromiso”.

Advirtió que el mayor proxeneta es la pobreza y que en un país con 60 millones de habitantes, que viven por debajo de la línea de la pobreza, no se puede hablar ni de elección, ni de opciones, mucho menos de protección. “Solamente a los hombres se les pudo ocurrir esa peregrina idea, a mi me preocuparía más cumplir los tratados internacionales que ha ratificado nuestro país”.

Aseguró que los promotores de la iniciativa (Juan Bustos Pascual y Víctor Hugo Círigo) desconocen los tratados internacionales, principalmente el de la Conferencia Europea, al que aluden en el texto de la misma iniciativa. Y les aclaró que ésta no tiene nada que ver con los lineamientos de la Unión Europea, tan es así que el año pasado se discutió en España sobre si se reglamentan o no la prostitución.

Y a principios de este año, el Parlamento Español decidió no reglamentarla, porque provoca un gravísimo daño en las mujeres y en las niñas, además de detonar la explotación sexual comercial de las menores, y elevar los niveles de trata de personas, aseveró.

Teresa Ulloa dijo que para los legisladores es muy cómodo, dejar de preocuparse en generar vida digna y empleo, para qué “si ya las mujeres traen integrado sus instrumentos de trabajo”, agregó que al tratar de reglamentar la prostitución están violentando tratados internacionales firmado por nuestro país, como la Convención del 49, que prohíbe la reglamentación.

La directora regional de la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe pidió a los diputados locales ser congruentes y consecuentes, a fin de que la prostitución no sea una forma más de violencia contra las mujeres.

También exhortó los legisladores perredista Juan Bustos y Víctor H. Círigo a bajar a la Ciudad de México la Ley General de Acceso a las Mujeres por una Vida Libre de Violencia, para que la prostitución no sea una forma más de violencia contra las capitalinas. Así como la transversalidad de la perspectiva de género en las políticas públicas del DF que generen mejores condiciones de vida para las mujeres, y eviten que se conviertan en un objeto para placer de los hombres.

Teresa Ulloa añadió que “es una tradición patriarcal que los cuerpos de las mujeres sean para el placer sexual de los hombres, y que hay sólo dos formas de colonizarlos: el matrimonio, donde también se da la violación –y que es la propiedad individual de los cuerpos de las mujeres (mujer- familia; mujer-madre; mujer-esposa; mujer-hija)? y la propiedad colectiva a través de la prostitución”.

Para concluir, Teresa Ulloa destacó que la prostitución es una industria ilícita, pero industria al fin, que se rige por la oferta y la demanda, por lo que van a seguir llevando niñas a las calles, con documentos falsos en los que les cambian el nombre y la edad, además de las “sexualizan” para que parezcan mayores, en la medida que el cliente que consume el servicio las solicite. Es decir, “a la carta”.

07/MLT/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: