Inicio Década perdida para los pueblos indígenas: ONU

Década perdida para los pueblos indígenas: ONU

Por la Redacción

A pesar de que en los últimos diez años, varios países han aprobado legislaciones para garantizar el acceso a los servicios básicos de los pueblos indígenas en el mundo y evitar su discriminación, en la práctica no se llevan a cabo y continúan los desplazamientos, la expropiación de recursos y la persecución de líderes indígenas.

Así lo afirmó el relator especial de las Naciones Unidas para los derechos de los pueblos indígenas, Rodolfo Stavenhagen, quien añadió que “con la Década Internacional que finaliza este año no acaban las violaciones de derechos contra la población indígena”.

Según Stavenhagen, la situación está “en punto muerto” y la discriminación es algo “todavía común en las comunidades locales”, por lo que sería necesaria la celebración de una segunda década de los derechos indígenas para continuar llamando la atención sobre esta problemática y consolidar acciones.

En tres meses, la Década Internacional de los Pueblos Indígenas habrá llegado a su fin con unos resultados más que desesperanzadores: los éxitos han sido modestos y, en algunos lugares, la violación de los derechos de las comunidades incluso ha aumentado, publicó hoy Canal Solidario.

“Las poblaciones indígenas de todo el mundo son el sector más marginado de la sociedad, víctimas de discriminación y prejuicios que se perpetúan con los años. A pesar de la existencia de legislaciones que los protegen, los derechos de estos pueblos son con frecuencia denegados en la práctica”, explica el relator de la ONU.

Advirtió sobre el efecto de empobrecimiento que supone para las comunidades el hecho de abandonar sus tierras ancestrales a causa de la desprotección de los Estados y las acciones de las empresas interesadas en sus recursos naturales.

Los más perjudicados en esta realidad son las mujeres y los niños indígenas, que afrontan importantes obstáculos para acceder a servicios básicos sanitarios y a una educación de calidad. Tanto los menores como las mujeres sufren las consecuencias de la migración a las ciudades y están expuestos al tráfico de personas, los conflictos armados y la explotación sexual y laboral, añaden desde la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Para paliar esta situación y aumentar los recursos a favor de las poblaciones indígenas, la ONU ha hecho varios llamados a la comunidad internacional en los últimos diez años.

La llamada ha sido respondida por una veintena de países como Australia, Canadá, Bolivia, Chile y Colombia, mientras que otras regiones sin población indígena, como Francia, Alemania y Luxemburgo, también han colaborado.

El papel de los pueblos indígenas ha sido activo en los últimos años, numerosas comunidades se han organizado para exigir a sus gobiernos el respeto de sus derechos, la asistencia médica y de formación y el respeto de sus culturas y lenguas.

El caso más claro y reciente es la gran marcha organizada hace unos días en Colombia, en la que más de 60 mil indígenas de todo el país recorrieron más de un centenar de kilómetros por la carretera Panamericana para reclamar el fin de la violencia sobre sus comunidades.

Acciones puntuales como ésta se unen a campañas e iniciativas indígenas para exigir el respeto de sus derechos y denunciar prácticas como el Tratado de Libre Comercio, entre otros temas.

2004/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content