Inicio Del feminismo a la institución, una historia por contarse

Del feminismo a la institución, una historia por contarse

Por Susana Aranda

La conferencia de la mujer en México, en 1975, marcó el inicio de un acercamiento del movimiento feminista con el gobierno, y de un cabildeo entre la sociedad civil y las instituciones nacionales e internacionales a favor de las demandas de las mujeres, explicó la maestra Florinda Riquer Fernández, coordinadora académica de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Esta es una de las reflexiones del libro Del movimiento Feminista a la Institución, ¿una historia que aún no puede contarse?, comentó la maestra al participar este lunes en el Programa Público y Privado –producción de Comunicación e Información de la Mujer, A.C. (CIMAC).

El libro en cuestión está basado en una investigación de tres años donde se va explorando la forma de relación entre la así llamada sociedad civil y la sociedad política básicamente, preguntándose qué tanto ha influenciado y si han penetrando las demandas de la sociedad civil en las agendas públicas.

Es un proyecto donde participaron investigadores brasileños, peruanos y chilenos; “en el caso mexicano, no había una reflexión mínima sobre la relación entre el movimiento feminista y las formas que ha adquirido el mismo movimiento de institucionalizarse”, es decir que estas preocupaciones, demandas, formaran parte de la agenda del gobierno y conforme a programas y leyes se afrontara el tema de la inequidad, de desigualdad de género.

La académica expresó que en la historia del feminismo se marcan dos momentos de institucionalización: el primero a través de los centros feministas en los años 70, en donde se puso el tema de violencia de género, y por estos mecanismos el movimiento se institucionalizó muy rápido.

El segundo, y que tomó años, fue cuando el movimiento, como parte de la izquierda, entendió que la única manera que las demanda feministas tuvieran algún alcance y tener logros como el Parlamento de Mujeres, era sentarte con el adversario -por llamarlo de alguna forma- y negociar, lo cual no significaba venderse sino asumir un liderazgo, puntualizó.

La maestra Riquer explicó que sin duda el actor feminista ha penetrado ya a la acción política, “un ejemplo es el asunto de la asesinadas de Ciudad Juárez, donde las organizaciones civiles, las académicas y los institutos trabajamos de forma conjunta con el gobierno, con una permanente negociación, vinculación con estos diferentes ámbitos gubernamentales”.

Por otro lado, “podemos darnos cuenta que el movimiento ha puesto una agenda política cuando vemos que la información con la que contamos en investigaciones, en los diferentes espacios, en la publicaciones, ya podemos encontrar una parte importante de información de las brechas de inequidad; antes no se sabía, no teníamos dónde investigar”, comentó.

Para concluir, comentó que en términos generales en este proceso de institucionalización podemos hablar de más logros que fracasos, pero aún debemos seguir trabajando.

Como en los programas que se impulsan desde los institutos de las mujeres, los cuales tienen que ser proyectos donde el componente de la inequidad esté adentro del corazón mismo del quehacer político y del hacer política.

“Una solución podría ser copiar el estilo de la Unión Europea, sentarse con la élite y con los grandes a discutir la importancia que tiene para las sociedades contemporáneas, entender que ninguna forma de diferencia como la sexual, siga siendo pretexto para la inequidad, la injusticia, para la discriminación”.

05/SA/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content