Inicio Demandan inclusión en proceso para reconstruir Guerrero

Demandan inclusión en proceso para reconstruir Guerrero

Por Anaiz Zamora Márquez

Enrique Peña Nieto debe incluir en el recién creado Consejo Estatal para la Reconstrucción de Guerrero, a representantes de las comunidades indígenas que fueron severamente afectadas e incluso desplazadas a consecuencias de los recientes fenómenos meteorológicos.
 
Así lo demandaron hoy integrantes de comunidades de la Montaña de Guerrero, que se trasladaron a esta capital para exigir al Ejecutivo que la reconstrucción de la zona tome en cuenta las necesidades reales de la comunidad y no los intereses políticos.
 
El pasado 5 de octubre la secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, anunció la conformación del Consejo para la Reconstrucción en el que participarían los gobiernos federal, estatal y municipal, para acelerar los trabajos de reparación de la infraestructura dañada en septiembre por los meteoros “Ingrid” y “Manuel”.
 
El Consejo se integró el pasado 15 de octubre en una ceremonia encabezada por Peña Nieto.
 
Reunidos en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro-Juárez (Centro Prodh), habitantes de la Montaña guerrerense –en su mayoría indígenas– exigieron ser incluidos en el proceso de reconstrucción, para que con su participación se atiendan las “causas estructurales que mantienen en la invisibilidad a las regiones indígenas” de la zona, ya que “de no ser así la desgracia puede repetirse en la temporada de huracanes del próximo año”.
 
Recordaron que las autoridades estatales y municipales de Guerrero cuentan con un gran historial de corrupción y de desvío de recursos, que no han permitido que la ayuda y solidaridad lleguen a las y los habitantes más necesitados.
 
Anunciaron que entregarán peticiones y documentos ante diversas instancias para denunciar presuntas irregularidades en el reparto de despensas y material de construcción, y emplazaron a Peña Nieto a dar una respuesta antes del próximo sábado.
 
Las y los lugareños acusaron que a más de un mes de la tragedia, la zona de la Montaña sigue en el abandono, incomunicada y sin que se haya logrado que la población regrese a sus hogares. Calcularon que entre 40 y 50 comunidades han sido desplazadas, aunque la Sedesol anunció que deben reubicarse sólo tres comunidades.
 
La gente afectada enfrenta también una epidemia de gripa y enfermedades intestinales, pues mucha personas aún están en albergues o durmiendo a la intemperie, además de que han tenido que cambiar su alimentación basada en maíz, frijol y productos de la tierra, a comida enlatada.
 
“Para el gobierno las y los indígenas no existimos, sólo lo hacemos cuando necesitan votos, pero nos vamos a quedar en la Montaña porque es nuestro hogar”, sentenció una de las habitantes.
 
13/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content