Inicio Denuncian esclavitud de españolas en compañías textiles

Denuncian esclavitud de españolas en compañías textiles

Por la Redacción

La agencia especializada en temas de derechos humanos y comercio justo, Intermón Oxfam, denunció la esclavitud que enfrentan mujeres trabajadoras de grandes empresas textiles como Mango, Inditex, Cortefiel e Induyco-El Corte Inglés, al cumplir largas jornadas de trabajo por sueldos con los que apenas cubren sus necesidades básicas.

Las empresas Inditex, Mango y Cortefiel se comprometieron a buscar soluciones a esta situación. En cambio, Induyco-El Corte Inglés todavía no acepta su responsabilidad social.

La mayoría de las multinacionales textiles cuentan con políticas de responsabilidad social corporativa que se contraponen a sus políticas comerciales.

Si bien es cierto que elaboran documentos para garantizar derechos laborales, también exigen a sus proveedores plazos de entrega más cortos y cada vez pagan menos, reporta el servicio informativo español Canal Solidario.

Moda que aprieta y Más por menos son dos informes que Intermón presentó en varias ciudades de los cinco continentes, los cuales de basan en entrevistas con cientos de trabajadoras para entender la relación existente entre el modelo de producción globalizado y la explotación laboral.

Las periodistas Isabel San Sebastián, Concha García Campoy y Nativel Preciado leyeron en Madrid algunos testimonios incluidos en los estudios relizados por Intermón. Por ejemplo, una mujer de Marruecos relata: “El problema es ir al baño, sólo puedes ir una vez durante el día. He pasado así seis años y tengo una enfermedad renal”.

Para Isabel San Sebastián, estos relatos demuestran que “en el último escalón de la miseria siempre hay una mujer”.

Entre 60 y 90 por ciento de la fuerza laboral de las cadenas investigadas en los informes de Intermón son mujeres que cumplen jornadas de 12 o 13 horas diarias, con sueldos cada vez más bajos y, en muchos casos, sin retribución por las horas extra.

El director general de Intermón, Ignasi Carreras, cree que “el comercio internacional aporta suficientes elementos para generar oportunidades para todos, pero la causa principal del trabajo precario es el modelo de negocio de las multinacionales textiles”.

Más por menos también analiza las políticas comerciales de las grandes superficies de alimentación, que suelen fijar el precio al proveedor sin tener en cuenta los costos de producción. A ello se unen legislaciones laborales como la de Estados Unidos, que no contempla el pago de horas extra a los trabajadores agrícolas.

MARRUECOS Y MULTINACIONALES ESPAÑOLAS

En Marruecos existen situaciones de explotación laboral relacionadas con las principales empresas textiles españolas: Mango, Inditex, Cortefiel e Induyco-El Corte Inglés.

“Una fábrica de confección de Tánger vende por 2.5 dólares un pantalón que hace tres años vendía por 4.2 (…) Sus plazos oscilan entre 15 y 30 días (a veces cinco), cuando hace tres años los plazos eran de 3 meses (…) Sus jornadas laborales son de 12 o 13 horas en temporada alta, a veces incluso 16”.

Este ejemplo -citado en el informe de Intermón- está relacionado con prácticas comerciales como la Semana Fantástica de El Corte Inglés o la renovación de los escaparates de Zara cada 20 días, lo que exige plazos de entrega cada vez más cortos.

Intermón se reunió con estas cuatro grandes empresas españolas para buscar soluciones a la explotación laboral de mujeres españolas.

Mango, Inditex y Cortefiel se han comprometido a estudiar esta situación y a reunirse periódicamente con Intermón para encontrar soluciones.

En cambio, Induyco-El Corte Inglés no ha aceptado la propuesta. Según Carreras, esta compañía alega que sus políticas internas son suficientes. “Tiene una buena política de recursos humanos, pero debido a la deslocalización producen a partir de otras empresas”.

Las empleadas de los proveedores de multinacionales textiles en Tailandia viven “en el umbral de la pobreza extrema” Europa Press.

La mayor parte de las mujeres que trabajan para los proveedores tailandeses de las multinacionales textiles viven “en el umbral de la pobreza extrema” y “endeudadas durante toda su vida”, denuncia Thai Labour Campaign (TLC).

La organización no gubernamental TLC, especializada en derechos laborales, ha cooperado con Oxfam Internacional en la elaboración de su último informe sobre explotación laboral Más por menos, señala que el sueldo de estas trabajadoras oscila entre 102 y 154 dólares mensuales, lo que las coloca “en el umbral de la pobreza extrema”.

En caso de trabajar en grandes fábricas, en lugar de en pequeños proveedores, este sueldo podría duplicarse. “Muchas de estas trabajadoras viven endeudadas de por vida”, denunció una de las investigadoras de TLC, Junya Yimprasert, precisando que 90 por ciento de los empleados subcontratados en la industria textil son mujeres.

El informe de Oxfam fue presentado en Tailandia y en la vecina Camboya por la actriz británica Minnie Driver, quien en Bangkok visitó el Solidarity Group, una cooperativa levantada por 900 trabajadores despedidos de la empresa Bed and Bath Prestige, suministradora de Nike, Adidas y Levi’s que cerró en 2002. La fábrica cerró sus puertas debiendo millones de dólares en salarios impagados.

Uno de los testimonios recogidos por Oxfam en Tailandia es el de Nong, una trabajadora de 26 años que asegura que para obtener un sueldo “decente” debe trabajar todos los días hasta la medianoche. “Me da miedo tener hijos porque no podría alimentarlos”, afirma.

04/Intermón Oxfam/GBG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content