Inicio Denuncian situación extrema de marginación mujeres Dalits

Denuncian situación extrema de marginación mujeres Dalits

Por Soledad Jarquín


En los últimos 20 años unas 10 mil mujeres Dalits, indígenas de América Latina, fueron violadas por razones de “castas”, mientras que las mujeres de color vivimos un racismo extremo y “somos menos que animales”, denunciaron varias participantes del Foro Mundial por la Dignidad que se realizará aquí el próximo viernes.

En conferencia de prensa, informaron que como parte de las actividades del V Foro Social Mundial, 14 organizaciones distintas realizan de manera paralela el Foro Mundial de la Dignidad (WDF, por sus siglas en ingles) con la presencia de luchadores sociales de África, Asia y América Latina.

Como lo hicieron en Mumbai, en la India durante el anterior FSM, los Dalits expusieron la problemática de racismo y discriminación con la que han sobrevivido, tal y como ocurrió durante el terremoto y el Tsunami ocurrido en diciembre pasado, cuando los gobiernos de Tamil Nadu, Andhara, Pradesh y Pondicherry ignoraron la muerte de unas cinco mil personas y en el proceso de reconstrucción no son tomados en cuenta.

El coordinador del WDF, Mukul Sharma, y el líder de la Conferencia Nacional de Organizaciones de Dalits, Ashok K. Bharti, denunciaron que en los últimos 20 años, unas 10 mil Dalits fueron violadas, otros 10 mil fueron asesinados y se han cometido más de 400 mil atrocidades contra ellas y ellos por razones de casta.

Al igual que los hombres, las mujeres sufren una terrible circunstancia, explicó en entrevista la coordinadora de Programas y Proyectos de la Fundación Heinrich Boll en Nueva Delhi, Sama Das, quien apuntó que ellas también limpian las letrinas con la mano, sólo por el hecho de ser Dalits.

Agregó que el problema con las mujeres va más allá, ya que son obligadas a prostituirse con los sacerdotes y “para servir a Dios”, cuando se les castiga son obligadas a caminar desnudas por las localidades durante todo un día, por estas y otras situaciones humillantes las Dalits han iniciado una lucha por todos los países de la región y se han unido a las protestas de los varones.

En la India, hay 160 millones de Dalits y en todo Asia son unos 250 millones de personas, “definidos como los intocables”, por pertenecer a la casta más baja y por el trabajo que realizan, pero desde hace una década iniciaron una fuerte movilización para condenar esta práctica y la utilización de esa palabra que tiene como finalidad discriminarlos.

Este racismo explicaron los representantes Dalits se reflejan en las cifras que revelan la condición en la que viven, pues sólo 31 por ciento tienen electricidad en sus casas, 50 por ciento bajo la línea de la pobreza y 85 por ciento no poseen tierras.

UNA SOLA HUMANIDAD

Por su parte, la coordinadora de la asociación civil Criola (mujer negra, en portugués), Jurema Wernecke, dijo que Brasil es el segundo país con mayor población negra y sin embargo persiste la discriminación por esa razón.

“Ser negra significa vivir en las peores condiciones, sin trabajo, con la permanente violación a nuestros derechos humanos, por lo que es necesario considerar el tema de la dignidad como eje fundamental de las discusiones en este V FSM”, apuntó la dirigente.

Wernecke afirmó que la mayoría de los seres humanos demandan un mundo mejor, sin discriminación, ni violencia y mucho menos privilegios para crear en el futuro una sola humanidad.

Blanca Chancoso, líder de la Confederación de Naciones Indígenas de Ecuador, se refirió a la condición de discriminación de las comunidades indígenas de América Latina, que ahora demanda el desarrollo de los pueblos dentro de la diferencia pero en igualdad de condiciones.

Mediante políticas impositivas se niega el reconocimiento a la diversidad étnica, además de pretender negarnos el derecho a la tierra y buscan como saquear nuestros recursos “ya lo hacen con el petróleo y el agua estaría en la lista de lo que sigue”, lamentó Chancoso.

Las mujeres, agregó, sufrimos una triple discriminación. Una que viene del pueblo y en la cual se nos impone la maternidad y el cuidado de la casa, “no nos miran como personas ni como mujeres”.

La sociedad nos discrimina por la ropa, somos menos que un animal, y las autoridades aplican con nosotras patrones machistas que implican la negación de nuestros derechos, apuntó la dirigente ecuatoriana.

En el WDF, que se realizará el próximo 29 de enero, contará además con la participación del teólogo y escritor Leonardo Boff; el director nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales y sin Tierra, Joao Pedro Stedile; Rajeev Bhargava, politólogo y escritor hindú.

2005/SJ/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content