Inicio Desarrollo y respeto a las militares, antes de mandarlas al frente

Desarrollo y respeto a las militares, antes de mandarlas al frente

Por Lourdes Godínez Leal

El general José Francisco Gallardo Rodríguez pidió a las y los legisladores que antes de mandar a las mujeres militares al frente de combate, les garanticen un desarrollo pleno en el Ejército, tanto profesional como personal, sin acoso sexual e incluso violaciones.

Luego de que el diputado perredista Rufino Rodríguez Cabrera presentara ante el pleno de la Cámara un dictamen de reforma a las Leyes Orgánica y de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana, que permitiría a las mujeres militares participar en combate directo, el general Gallardo se pronunció por garantizar que las militares tengan efectivamente las mismas oportunidades que los hombres.

El general Gallardo Rodríguez señaló que pese a que las mujeres constituyen el 80 por ciento del sistema logístico del Ejército, continúan relegadas de puestos de mando, ya que a la fecha no se les permite ser comandantes de tropa o militar de guerra. “Los únicos que hay son los que egresamos del Colegio Militar, somos los únicos que podemos ser generales del Ejército porque tenemos mando de tropas”.

Y actualmente el Colegio Militar continúa siendo un área predominantemente masculina, pero el general no descarta que en un futuro una mujer pueda llegar a ser Secretaria de la Defensa.

“Yo platiqué con las diputadas y ellas plantean que una mujer sea secretaria de la Defensa y les dije que para hacer eso no necesitan entrar al Colegio Militar, se necesita una reforma a la Constitución, a la Ley Orgánica del Ejército que permita nombrar a una mujer al frente de la Sedena”, comentó.

El general, quien actualmente tiene su caso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la cual ya hizo dos recomendaciones al gobierno mexicano, continúa denunciando como en 1993, violaciones a los derechos humanos al interior del Ejército.

“Dentro del Ejército hay torturas, desapariciones, ejecuciones extrajudiciales, encarcelamientos injustificados y en el caso de las mujeres padecen constantemente acoso sexual, incluso violaciones, pero nadie dice nada”.

¿EN DÓNDE ESTÁN LAS MILITARES?

La incursión de las mujeres al interior de las Fuerzas Armadas ha sido lenta, en un principio se les asignaban tareas de auxiliares o ayudantes de militares.

A partir de 1938, con la fundación de la Escuela Militar de Enfermería, las mujeres tienen más oportunidad para incorporarse a las fuerzas armadas, aunque su papel continúa en el área de servicios.

La única mujer en México que ha logrado ocupar el cargo de general brigadier ha sido Gloria Virginia Ramírez Pérez, mientras que en otros países como Chile ya se ha nombrado la primera ministra de la Defensa Nacional, o en Brasil, se discute que las mujeres puedan alcanzar el grado de generalas.

Según Hortensia Moreno, en su artículo Guerra y masculinidad, publicado en la revista Debate Feminista en 2002, en la actualidad “más de una docena de Estados en su mayoría países industrializados, permiten que haya mujeres en posiciones oficiales de combate. El Ejército de Estados Unidos cuenta con la más extensa experiencia de integración de mujeres en unidades regulares”.

En 1999, “200 mil mujeres pertenecían al Ejército (14 por ciento del total) y más de un millón eran veteranas, en tanto que miles habían operado en zonas de combate en varias guerras”.

LA PRIMERA GENERAL BRIGADIER EN MÉXICO

Gloria Virginia Ramírez Pérez, primera general brigadier en México, confirmó lo dicho por el General Gallardo: las mujeres están en el sector servicios y todavía no pertenecen al servicio de las Armas, por lo que el grado que ahora ostenta ella es el máximo para las mujeres: General de brigada.

En una entrevista publicada por la revista Gente Sur en 2006, la general brigadier, hija y nieta de militares, observa como “muy lejano” que una mujer ocupe la Secretaría de la Defensa Nacional porque las mujeres no están en las Armas ni en el Colegio Militar, no obstante, señala que con esfuerzo y perseverancia y escalando puestos, como ella lo hizo, pueden llegar a ocupar estos cargos.

Dentro de la jerarquía militar, el grado de General Brigadier se ubica en el tercer nivel de mando: primero es General de División, seguido de General de Brigada o General de Ala y después General Brigadier.

Por nivel jerárquico siguen hacia abajo, los Jefes entre los que se encuentran los Coroneles, Teniente Coronel y Mayor; le siguen los oficiales y en último lugar las clases o tropa.

07/LGL/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más