Inicio Desatienden salud mental de mujeres agredidas

Desatienden salud mental de mujeres agredidas

Por la Redacción

Las expresiones de violencia sexual contra las mujeres constituyen un problema de salud pública para los países, dijo Rigoberto Rivera, coordinador del Programa Nacional de Salud Mental (PNSM) del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

De acuerdo con fuentes oficiales, en Guatemala se reporta un estimado de 10 mil denuncias anuales por agresiones sexuales, violencia sexual y violación.

Según el informe “Estado guatemalteco muestra avances en el abordaje de la violencia sexual”, la unidad y el diálogo entre la sociedad civil y las instituciones de gobierno han sido determinantes para avanzar en el desarrollo de propuestas de abordaje sobre ese delito.

Pocas veces se reivindica el derecho a la atención médica y no hay interés por atender la salud mental de las afectadas, aspecto elemental para superar los traumas y continuar en la lucha por alcanzar los medios de vida esenciales, señala el documento.

El PNSM es el ente encargado de normar lo relacionado con los contenidos del Protocolo de Atención a Víctimas de la Violencia Sexual y capacitar al personal encargado de atender los casos de violencia sexual en el sistema de salud, detalló Rivera.

En la actualidad, la institución coordina actividades con otros programas nacionales, como los de Género, Salud Sexual y Reproductiva y VIH, para realizar talleres de capacitación y sensibilización sobre la temática; hasta el momento se ha logrado cubrir 24 de los 43 hospitales que integran la red hospitalaria nacional.

El tema de la violencia basada en el género es novedoso para algunos sectores; durante las actividades de capacitación muchos han descubierto que han sido violentados o violentadas, o en el caso opuesto que son agresores, sin embargo se brinda atención psicológica para que puedan incorporarse a las tareas y retos que supone la implementación de los compromisos institucionales, señaló Rigoberto Rivera.

En relación con los estudios elaborados por los movimientos de mujeres en Guatemala, que revelan un significativo número de servidores públicos con actitudes machistas y patriarcales, que impiden prestar servicios y atenciones integrales a las mujeres, el funcionario aseguró que los talleres se llevan a cabo precisamente para identificar y tratar ese tipo de situaciones.

El mayor logro ha sido conocer a participantes que están dispuestos a aprender y a aplicar los conocimientos adquiridos; la violencia es aprendida y así como se aprende también puede llegar a ser desaprendida, concluyó el coordinador del Programa de Salud Mental del Ministerio.

11/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más