Inicio » Desoye Paraguay llamado de CIDH a favor de niña violentada

Desoye Paraguay llamado de CIDH a favor de niña violentada

Por la Redacción
feminicidio118_MG_6725cesarmartinezlopez

El Estado paraguayo rechazó otorgar a una niña de 10 años de edad con un embarazo producto de una violación sexual, las medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).  
 
En un comunicado –de apenas tres párrafos–, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay (MRE) informó que el pasado 11 de junio el Estado presentó a la CIDH –dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA)– su rechazo a las medidas cautelares dictadas ante el caso de la niña embarazada.
 
Lo anterior al considerar que “han sido adoptadas todas las medidas para evitar la impunidad de este hecho ilícito, y garantizar la vida e integridad de la niña embarazada y el prenatal”.

El MRE agregó que el Estado paraguayo cumplió lo establecido en el artículo cuarto de la Constitución Nacional, que garantiza la “protección de la vida desde el momento de la concepción”.

Finalmente y considerando el alcance mediático del caso, el MRE “recordó” a los medios y a la opinión pública en general la necesidad de preservar la identidad de la niña y su entorno familiar, respetando su derecho a la privacidad y a la no exposición, tanto de ella como de su “bebé gestante”.
 
Cabe recordar que la menor de edad presentó un embarazo producto de los abusos sexuales presuntamente perpetrados por la pareja de su madre.
 
Ante ello, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay se negó a interrumpir el embarazo alegando que respetaba el “derecho a la vida”, y que la niña estaba “bien de salud”, aunque la información médica indicaba lo contrario.
 
Los presuntos abusos fueron denunciados por la madre ante la Fiscalía de la Unidad Penal número 5, pero la causa fue desestimada sin investigarse los hechos con la debida diligencia.
 
El pasado 8 de junio, la CIDH solicitó al Estado paraguayo la adopción de medidas cautelares a favor de la menor edad, y pidió que un tratamiento médico a la luz de lineamientos técnicos de la Organización Mundial de Salud (OMS), y otras fuentes similares aplicables en materia de salud sexual y reproductiva de niñas y adolescentes.
 
Según un informe que elaboró la Junta Médica del Hospital Materno Infantil Santísima Trinidad –donde se informó del embarazo de la niña–, la menor de edad mide 1.39 metros; pesa 34 kilogramos y padece desnutrición y anemia, lo que implica que su vida corre “cuatro veces más riesgo” que si se tratara de un embarazo en una mujer adulta.
 
Adicionalmente, el informe indica que, en caso de continuar con la gestación, la niña supuestamente tendrá 1.6 veces más riesgo de hemorragia postparto; cuatro veces más riesgo de infección endometrial; 1.4 veces más de anemia; y 1.6 más de eclampsia, infecciones sistémicas y riesgos en su futuro reproductivo.
 
Por consiguiente, el dictamen de la Junta Médica recomendó que “se interrumpa el embarazo y que se evite la revictimización de la niña”.
 
15/AZM/RMB 

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más