Inicio » Despidos injustificados y fraude en el Colegio Green Hills

Despidos injustificados y fraude en el Colegio Green Hills

Por Hypatia Velasco Ramírez

El Colegio Green Hills de la Ciudad de México enfrenta una demanda, presentada por personal docente y administrativo, por cometer fraude contra el Seguro Social y evadir el pago de impuestos, así como el despido injustificado a profesores sin el pago de la indemnización correspondiente.

En noviembre de 2005, la escuela Green Hills ubicada en San Jerónimo y cuya propietaria es Guadalupe Canales Gámez, citó a su personal docente para informarle que la institución se integraría a un outsourcing.

La autoridad del plantel, cuya colegiatura lo ubica entre las escuelas particulares más caras de la ciudad y donde han estudiado personajes públicos, como Carlos y Nilda Patricia, hijos del ex presidente Ernesto Zedillo y los nietos del ex presidente Gustavo Díaz Ordaz, explicó al personal de nómina que el outsourcing implicaba que debería firmar su renuncia y luego un contrato con la compañía Soluciones y Estrategias Administrativas Sociedad Anónima (SEA) quién se haría cargo de la nómina del colegio.

Nos explicaron que nos iban a contratar con un salario mínimo y con esto no tendríamos que pagar el seguro social, ni los gravámenes, y que la parte que íbamos a ganar de más con los impuestos sería un 50 por ciento para nosotros y el resto para la escuela.

Algunos maestros no estuvieron de acuerdo en aceptar, porque significaba que iban a perder el Infonavit y el monto de la jubilación, lo que finalmente sucedió a quienes firmaron.

Eso no nos convenía, por eso empezaron los despidos, ya que no quisimos firmar, señalan en entrevista con Cimacnoticias dos de las profesoras despedidas por el colegio Green Hills en junio pasado, quienes pidieron se omitiera su nombre.

Lo que no sabíamos, es que el día de la junta ya nos habían dado de baja del Seguro Social. Nos presentaron a los abogados de la nueva compañía (SEA) y nos dieron los nuevos contratos, explicándonos que teníamos 10 minutos para leerlos y firmarlos.

Por eso les urgía tanto que firmáramos, porque ya nos habían dado de baja del Seguro Social, dicen.

Nosotras somos educadoras, somos maestras, qué ejemplo les vamos a dejar a nuestros alumnos si aceptamos cometer este fraude, dice una de las docentes.

Señalan que el personal docente fue traicionado por una compañera de trabajo, Cristina Carrillo, quien firmó un documento de conformidad a nombre de todos nosotros, cuando todavía ni siquiera estábamos informados de que lo que iba a pasar.

Ante esta situación, se presentaron muchas inconformidades: algunas maestras firmaron en ese momento, otros firmaron después sin entregar renuncia y otros no quisieron firmar. Fue cuando comenzamos pláticas con la escuela.

Los profesores ofrecieron al colegio varias alternativas: se les propuso, como ayuda, el préstamo de un porcentaje de nuestro salario para que no nos dieran de baja del Seguro Social, explican.

INICIARON LOS DESPIDOS

Las represalias no se hicieron esperar y la escuela Green Hills comenzó a hacer despidos a final del ciclo escolar. Con esto ingresó nuevo personal y a los que no despidieron, pero que no firmaron el contrato, los vigilan perfectamente, revelan.

Y narran el caso de una mujer, empleada de limpieza y encargada de los baños, quien se accidentó dentro de las instalaciones, pero como no tenía seguro social la tuvieron que mandar a un hospital particular y aunque le pagaron, no cuenta con servicios del IMSS.

Otra persona, quien también se accidentó en el transporte público de camino a su trabajo hace menos de un mes, cuando llegó al Seguro Social no la atendieron porque estaba dada de baja, por lo que la mandaron al hospital particular, sin que le fuera expedida una incapacidad.

Y actualmente, como está dada de baja del Seguro Social, aparece en doble nómina. Así, como no se regularizan los cambios, están con SEA y con Green Hills, lo que nos resta puntos para el Infonavit y conlleva mucha problemática.

Las profesoras entrevistadas entregaron la denuncia contra dicho colegio al titular de Quejas del órgano Interno de Control del IMSS, Jaime Alonso Gómez, de la cual una copia está en poder de Cimacnoticias.

Entre los suscrito en dicho documento se encuentra el caso de una profesora a quien se le retuvo el pago de la segunda quincena en junio pasado, a pesar de ya haberla trabajado, esto debido a que no aceptó una cantidad menor del 50 por ciento de la indemnización constitucional al dar por terminada la relación de trabajo sin ninguna justificación.

Asimismo señala que los pagos de salarios fueron hechos a través de cheques expedidos por SEA, como abono a nuestras cuentas bancarias, para que quedara constancia del pago, pero nosotros nunca estuvimos de acuerdo ni con el cambio de patrón, ni con cotizar sobre salario mínimo cuando nuestro ingreso es mayor, porque además de disminuir nuestro salario base para el pago de cuotas, afecta nuestras prestaciones sociales y económicas ante el IMSS.

Por ello, piden al titular de quejas que verifique los movimientos de altas y bajas en virtud de que creemos que hay irregularidades, porque a algunos maestros y maestras se les ha negado el servicio médico.

Con la denuncia, comentan, piden la reinstalación de sus puestos en el colegio o de lo contrario la indemnización de los despidos.

06/HVR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: