Inicio Destaca ayuda de mujeres en campo de refugiados kurdos

Destaca ayuda de mujeres en campo de refugiados kurdos

Por Beritan Elyakut**

Zahide Sağduni dijo que ella continuará su trabajo como voluntaria de cuidados médicos hasta que cada una de sus compañeras y compañeros refugiados vuelvan con seguridad a sus casas y a su ciudad: Kobanê.
 
El 15 de septiembre de 2014, las fuerzas del grupo terrorista EIIL lanzaron un ataque masivo contra la ciudad de Kobanê, ubicada en Rojava, región autónoma de Siria.
 
Ese día, las y los residentes de la ciudad huyeron en masa al pueblo de Suruç, justo en la frontera de Turquía.
 
Zahide Sağduni, al igual que muchas personas de Kobanê, se refugió en las Unidades de Protección Popular Arin Mirkan ubicadas en Suruç.
 
Aunque cientos de personas han regresado a sus casas en Kobanê, luego de que la ciudad fue liberada, las personas más jóvenes y de mayor edad permanecen en el campo de refugiados; pues están a la espera de la limpieza y reconstrucción de la ciudad que fue devastada.
 
Ahora Zahide se ha convertido en un elemento del campo de refugiados gracias a su labor como voluntaria de cuidados médicos, y asegura que no volverá a su ciudad natal hasta que las 88 familias restantes en el refugio estén a salvo en sus casas.
 
Los doctores asistían al campo una vez a la semana para realizar revisiones médicas a las y los refugiados, en su tiempo libre ellos decidieron entrenar a los 14 residentes que también son voluntarios, Zahine es una de ellas.
 
A 10 meses de distancia, el resto de los voluntarios se ha ido. Aunque ella dice que al igual que todos quiere regresar a casa, Zahide se ha quedado a ayudar a sus compañeros.
 
“Lo hago todo, excepto dar tiros”, contó Zahide. Agregó que durante el invierno atendió a muchos pacientes enfermos de gripa; ahora que las altas temperaturas del verano han vuelto, sus principales tratamientos son para niñas y niños pequeños que presentan infecciones estomacales. Recalcó que la vida no es fácil en los campos de concentración.
 
“Lejos de Kobanê, no hay nada que nos haga feliz”, dijo Zahide. “Hubo un festival en la localidad, pero nosotros no supimos que se trataba de una festival, en verdad no los sabíamos. Al mismo hay enfrentamientos por todo Kobanê y Rojava; mientras estos continúen, esos días no tienen significado para nosotros”, abundó.
 
Finalmente aseguró que ella y las familias restantes permanecerán un largo tiempo hasta que se termine con la reconstrucción de la ciudad. Cuando ella regrese, planea continuar trabajando en el área de la salud cuidando enfermos en su ciudad natal.
 
*Este artículo fue retomado del portal de la agencia de noticias Jinha, única en todo Kurdistán que reporta sobre la condición social de las mujeres de Turquía, Irak y Rojava (Kurdistán Sirio).
 
**Traducción de Anaiz Zamora Márquez.
 
15/BE/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content