Inicio Deuda social con 25 millones de campesinas mexicanas

Deuda social con 25 millones de campesinas mexicanas

Por Guadalupe Vallejo

Una de cada cuatro personas en México es una mujer rural, grupo que pese a ser claves para el agro y representar 17 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) carecen de derecho a la propiedad y reconocimiento social.

Así lo manifestaron funcionarias mexicanas e internacionales hoy durante la inauguración de conferencia internacional Las Mujeres Rurales: Estrategias para su Desarrollo en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) donde aseguraron que hay un saldo pendiente para que ellas logren el disfrute de sus derechos.

Protagonistas del campo mexicano las mujeres rurales”rara vez tienen derechos individuales a la tierra, el capital, el agua y otros recursos”, aseguró la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la cancillería, María del Refugio González.

Pese a que el derecho a la tierra está consagrado en la mayoría de las legislaciones nacionales, “en la práctica, los familiares o la comunidad tienden a pasar por alto esos derechos”, agregó la funcionaria en el marco del Día Internacional de las Mujeres Rurales.

Aunado a ello, “el arduo trabajo productivo de las mujeres rurales tiene que ser compartido con las responsabilidades domésticas, de reproducción y del cuidado familiar que nunca o casi nunca son reconocidas o valoradas”, abundó.

Más adelante, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Patricia Espinosa Torres, hizo ver que en nuestro país hay 25 millones de mujeres que habitan el medio rural y asumen el cuidado de una cuarta parte de los hogares.

Ellas viven en condiciones de vida inferiores a las del medio urbano en términos de salud, educación, ingreso y acceso a bienes y servicios básicos; además en el campo una cuarta parte de mujeres rurales mayores de 15 años no sabe leer ni escribir aunque representan 17 por ciento de la PEA.

La asesora en Género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Itzá Castañeda, hizo hincapié en que”la pobreza en zonas rurales en México es diez veces mayor que en zonas urbanas, es decir, las brechas de desigualdad tienen una expresión territorial”.

Por ello, reconoció que la carencia de estrategias a favor de las mujeres rurales, “se ha convertido en una deuda” hacia este sector. “No es necesario crear nuevas promesas, lo único que tenemos que hacer es dar cumplimiento a los compromisos adquiridos”.

Las mujeres rurales producen más de la mitad de los alimentos que se cultivan en todo el mundo, de acuerdo con datos de las Naciones Unidas, proporción que en América Latina llega a 40 por ciento.

En el foro, que concluye mañana, participan también la directora regional del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), Teresa Rodríguez; la directora general del Instituto Michoacano de la Mujer, Rubí de María Gómez Campos; así como de la magistrada Guadalupe Aguirre Soria, presidenta de la Alianza de Mujeres de México.

05/GV/MR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más