Inicio » Deudoras y deudores de Infonavit formarán frente urbano

Deudoras y deudores de Infonavit formarán frente urbano

Por Gustavo González López

La representante del Consejo de Defensa de la Vivienda de Sinaloa (Codevisi), Bertha Alicia Félix Samaniego, señaló que cerca de 110 mil deudores, cuya mayoría son mujeres, del Instituto Nacional del Fondo para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) formarán el Frente Urbano Popular para frenar los abusos cometidos por esta institución y que ya no venda la cartera vencida a inmobiliarias trasnacionales.

Luego de refrendar su apoyo físico a los mineros huelguistas de Cananea, Sonora; Taxco, Guerrero; y Sombrerete, Zacatecas, Félix Samaniego aseguró en exclusiva para este medio que el movimiento de defensa de los deudores del Infonavit inició en Sinaloa. “Fuimos con los legisladores locales cuya respuesta fue pedirnos no saliéramos de la entidad, que se quedara ahí, que íbamos a llegar a un acuerdo. Pero como vimos la gravedad de que no nada más era Sinaloa sino que la problemática se estaba dando en todo el país, nos empezamos a coordinar con deudores de Sonora. Luego se unió Durango, la Baja California…y se extendió por todo el país”.

Es por eso, dijo la representante de la Codevesi, que este próximo fin de semana nos reuniremos en la capital de Durango para formar el Frente Urbano Popular de Deudores del Infonavit donde exigiremos que, primero, finiquiten los procesos legales en contra de todos los acreditados; segundo: que los convenios judiciales que ya se firmaron, se anulen; y, tercero, que se mantengan los estatutos como estaban antes o que se añadan cláusulas que protejan al acreditado.

Bertha Alicia Félix Samaniego recordó que el movimiento inició a raíz de que el Infonavit cometió muchas arbitrariedades en Sinaloa: desalojó a miles de familias que estaban al corriente en sus pagos; nunca avisó de juicios en contra de los deudores y “por rebeldía” de éstos, ganó los juicios judiciales; lo peor es que inició estos juicios cuando aún no entregaban los inmuebles –que se encontraban en obra negra– a los trabajadores.

Estos casos fueron aumentando en número que “estamos en esta lucha para que Infonavit dé marcha atrás a todos los procesos legales que se encuentran actualmente en proceso: de hecho, está haciendo firmar a los acreditados convenios dolosos que autorizan a que Infonavit inicie juicios de ejecución de remate, de sentencia o de desalojo, violando el derecho de audiencia de los afectados”, sostuvo Félix Samaniego.

TODO POR LA FAMILIA

Estamos conscientes –añadió la representante sinaloense de Codevisi– que debemos y queremos pagar pero conforme a nuestro salario. Y estamos hablando de 110 mil familias que le deben al Infonavit. De esa cantidad, el 15 por ciento ha sido desalojado, otros núcleos familiares están en ejecución de desalojo. Hemos querido llegar a un arreglo con el Instituto al que le hemos expuesto el por qué del atraso del pago, que queremos más tiempo para cubrir nuestro adeudo pero no nos quiere escuchar.

Por esto, miles de deudores conformarán una organización a nivel nacional con el fin de hacer un frente común contra el Infonavit para que ya no siga “mañosamente quitándonos las casas ya que cuando tenemos juicios no nos notifican ganándolos porque nosotros caemos, dizque, en rebeldía”.

Félix Samaniego advierte: “no vamos a dejar este movimiento. Vamos para adelante. Lo vamos a ganar. Dejamos hijos, casa, escuela, negocio, dejamos todo, porque lo que nos van a quitar es algo que nos va a dañar profundamente como el que, ahora, si el acreditado muere, la deuda va a seguir aumentando y nuestros hijos lo van a pagar y estas casas son de nunca pagar: “Somos puras mujeres las cuales no pensamos dar marcha atrás en esta lucha”.

INMOBILIARIAS “COMPRAN” CASAS

Por su parte, la secretaria del Codevisi, Luz María Orduño Ruelas, explica que también buscarán que Infonavit regrese a ser una institución de interés social, y no como ahora está funcionando. “El Instituto ha vendido la cartera de deuda de los trabajadores que le deben a manos extranjeras: si no podemos pagar en pesos mexicanos, menos lo vamos a hacer en dólares”.

Fue un abuso ya que estas personas, ya que estas empresas están hostigando al trabajador para que dejen las casas.

Las empresas extranjeras Carmax, Péndulum y adquirieron casas en México y son las que están hostigando al trabajador para que dejen sus casas. El propio Infonavit quiere que los sus deudores lleguen a un acuerdo con estas inmobiliarias: “nosotros no hicimos el contrato con ellas sino con el Instituto y él tiene que recuperar esas carteras que vendió porque antes de haberlo hecho, tuvo que haber avisado al acreditado sobre esta operación y si estaba de acuerdo”.

Al igual que Félix Samaniego, Orduño Ruelas anfatiza que “no les vamos a dejar las casas a los extranjeros y permitir que vengan a sacarnos de nuestra propia tierra y aventarnos a la calle. No nos vamos a dejar”.

Lo que está pasando es un acto de rapiña por parte de las constructoras, inmobiliarias e Infonavit quienes no ven el valor que tiene una casa para una familia, la cual es la unión, la fraternidad, es el desarrollo de toda familia.

Por último, las líderes del Codevisi cuestionaron “¿Por qué Infonavit no recoge esas carteras de las casas que vendió a 20 mil pesos cada una y por qué no se las ofreció al mismo trabajador en ese precio?”.

09/GGL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más