Inicio » Dicen basta a construcción de relleno sanitario “mujeres indignadas”

Dicen basta a construcción de relleno sanitario “mujeres indignadas”

Por Adriana Mújica/corresponsal

Mujeres “amas de casa”, profesionistas, estudiantes, campesinas, comerciantes, hijas, madres, abuelas, de todas clases sociales, de todos niveles culturales, de toda y cualquier posibilidad existente, tenían programado, ayer jueves, realizar un acto pacífico con flores para denunciar el inicio de los trabajos para escarbar en el terreno de Loma de Mejía donde las autoridades pretenden construir un “Relleno sanitario”.

El evento de “mujeres indignadas” no se llevó a cabo. Tuvo que cambiar el tono y el rumbo, a raíz de que el día de ayer, Cristóbal Martínez Ortega, el Ayudante Municipal de San Antón al salir de dar una conferencia de prensa en oposición a dicho relleno, según registra un comunicado de la Comisión Independiente de Derechos Humanos, fue interceptado en su vehículo por una camioneta tipo Commander o Blazzer blanca, sin placas.

Del vehículo bajaron cuatro personas que se identificaron con una credencial de la AFI diciéndole que se identificara para un operativo de rutina, pero “al bajarse y mostrarles su credencial de elector, le dijeron a este es el que andamos buscando, por lo que inmediatamente lo subieron al vehículo y lo arrojaron al piso, aplastándolo con los pies y lo llevaron con rumbo a Subida a Chalma, diciéndole que tenían una orden de aprehensión y que él ya sabía por qué, comenzando a golpearlo”.

Luego, señala el comunicado, “se introdujeron por un camino vecinal casi al llegar a Ocuilan, en donde lo bajaron y lo empezaron a golpear en el brazo con un bat hasta que se lo rompieron y lo dejaron tirado, alcanzando a escuchar que uno de ellos decía ahora hay que quebrarle las piernas, y empezaron a pegarle en todo el cuerpo y en las piernas hasta que le fracturaron la rodilla, y posteriormente le golpearon con un tubo en el rostro, del que empezó a sangrar abundantemente y ahí casi perdió el conocimiento, por lo que los sujetos lo dejaron por muerto y se retiraron”.

Así las cosas, este grupo que se autonombra “mujeres indignadas”, y otras personas participantes en el movimiento de oposición a dicho relleno, decidieron cancelar el evento con flores para recorrer las calles, de San Antón y marchar hacia la Presidencia Municipal de Cuernavaca, “donde el Presidente Municipal de Cuernavaca, Giles, brilló por su ausencia”, señalaron, para exigir: alto a la represión, esclarecimiento del atentado contra Cristóbal y no al relleno “sanitario”.

A voz en cuello coreaban: “¡Cristóbal, amigo, el pueblo está contigo!”. “Giles, asesino”. “Diálogo sí, represión no”.

Es importante resaltar que como muchos de los movimientos ambientales, así como de luchas comunitarias por el agua y salud, la mayor parte de las participantes son mujeres.

“Las mujeres somos las que tenemos que ir por el agua cuando no la tenemos en una llave en nuestras casas, somos las que tenemos que ver cómo resolvemos si el agua de la que nos surtimos para lavar o cocinar está contaminada. Somos las que tenemos que resolver la cuestión de la basura en nuestras casas. Somos las que atendemos a nuestras aves que criamos en los patios. Somos las que tenemos que ver por la salud de nuestras familias y todo eso es lo que las autoridades no entienden y no toman en cuanta cuando quieren hacer un relleno que afecte las aguas y la salud de nuestras familias”, señaló una de las participantes.

Y agregó, “a nosotras nunca nos toman en cuanta más que para pedirnos el voto y regalarnos un tortillero de unicel; pero cuando les decimos que no queremos ese relleno en ese lugar y que se pueden hacer acciones integrales para resolver el problema de la basura empezando por separarla y llevarla a Centros de Acopio Comunitarios como el de San Antón para que se recicle, entonces no nos oyen, nos dicen mentirosas por hablar de contaminación de las aguas y nos dicen necias y que nos oponemos al desarrollo”.

De ahí el nombre de “mujeres indignadas”, indicó, “porque sabemos que tenemos la razón y que su famoso desarrollo no nos va a llevar para adelante sino que nos va a fregar más de lo que ya estamos. Por eso decimos no al relleno quesque sanitario en Lomas de Mejía y hoy no decimos, ¡gritamos!”

En el evento, frente a la Presidencia Municipal de Cuernavaca y con la obvia ausencia del Presidente Municipal y los demás servidores públicos, se escuchó por el sonido que llevaban las y los manifestantes, se escuchó la voz de Cristóbal que a través de un celular saludaba y agradecía la marcha.

Las “mujeres indignadas” y las personas presentes reanudaron los gritos a voz en cuello, una cosa sí es segura, advirtió a las autoridades locales una de ellas: “¡La mujeres estamos indignadas y no seremos frenadas!”.

08/AM/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: