Inicio » Dictan sentencia de 43 años de prisión a feminicida de Priscilla Hernández

Dictan sentencia de 43 años de prisión a feminicida de Priscilla Hernández

Por Silvia Núñez Esquer, corresponsal
feminicidio05_MG_9584cesarmartinezlopez

Los más de 40 años de prisión que como sentencia dictó este lunes un juez para Singth Siddart no provocan alegría alguna a la familia de Priscilla Carolina Hernández Guerra, víctima de feminicidio, afirmó su padre Jorge Hernández.

El delito cometido el 1 de julio de 2013 cuyo expediente había sido mal integrado, fue reorientado y repuesto el proceso para ser investigado y más adelante sentenciado por homicidio con alevosía y traición.

El juez cuarto de primera instancia de lo pernal Leobardo Burgos Calleja, del distrito judicial de Hermosillo impuso una pena de 43 años y nueve meses de prisión y una cantidad económica por reparación del daño para familiares, que asciende a 24 mil pesos.

Es un avance importante, pero se debe tener en cuenta que el caso no termina ahí, pues seguramente el ahora culpable  intentará apelar la resolución, opinó Jorge Hernández.

“Ya terminó todo”, afirmó, el padre que nunca dejó de luchar por justicia para su hija asesinada en Bahía de Kino, playa que pertenece al municipio de Hermosillo, no se había hecho alguna expectativa concreta con respecto a la sentencia.

Como padre lo que buscaba era justicia, indicó. Aunque está en el papel, ya lo que siga le tocará al gobierno, y a los abogados del acusado.

Con la sentencia, el señor Jorge Hernández y su familia han decidido no aparecer más en medios ni tratar más el tema, pues con ésta se cierra un ciclo y lo que sigue es intentar vivir la vida de otra forma.

A cuatro años del crimen que inspiró la lucha por la aprobación en el congreso de Sonora de la incorporación del feminicidio como un delito autónomo en el código penal, la pérdida de peso es notoria en uno de tantos padres que ha luchado a brazo partido porque la crueldad con que perdió la vida su hija no quedara impune.

El caso que se conoció de inmediato en Sonora y el país, auguraba un mal término pues de principio estuvo involucrado un empleado de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, quien según denunció Jorge Hernández pretendía prestar sus servicios profesionales como abogado para defender a Singh Siddarth.

Pero gracias a su dedicación para dar seguimiento al caso de uno de los feminicidios más emblemáticos en la entidad, pudo lograr una sentencia que supera las dos terceras partes de la pena máxima en Sonora.

Priscilla Carolina Hernández Guerra, era una joven de 22 años que después de permanecer una temporada en Estados Unidos, estudiando y trabajando en Texas, decidió regresar a su ciudad.

Hace cuatro años volvió a Hermosillo en donde residía con su familia para ingresar a la licenciatura en Comunicación en agosto de 2013, según tenía planeado.

En julio de ese año invitó a su entonces novio Singh Siddarth, a quien conoció en Texas  a visitar Hermosillo para que conociera a su familia.

Fue  en un viaje a la playa de Bahía de Kino, ubicada a 100 kilómetros de esta capital, Siddarth originario de La India la asesinó utilizando varios instrumentos cortantes y sus propias manos.

Él aprovechó que un día permanecieron solos en un departamento de renta, mientras llegaba el resto de la familia para convivir en el lugar de recreo.

Sin embargo ese mismo día con extrema crueldad la aisló, incluso cuando quiso avisar por teléfono a una amiga de ella que estaba siendo violentada, él le arrebató el celular dejándola incomunicada.

La lucha por su vida fue cuerpo a cuerpo, como demuestran las pruebas que se hicieron a la víctima dejando rastros de su defensa.

No obstante el asesino ganó la batalla por la diferencia de fuerza, al grado de que los policías municipales que llegaron avisados de una pelea por el administrador de los departamentos, lo encontraron todavía encima del cuerpo, con sus manos en el cuello de ella.

Desafortunadamente cuando los policías decidieron entrar a intervenir, era demasiado tarde pues Priscilla había expirado.

Desde el 1 de julio de 2013 en que Singh Siddarth cometió el crimen, ha estado preso en el Centro de reinserción social número uno de esta ciudad y fue hasta el 13 de noviembre de 2017 que se le dictó sentencia.

17/SNE

 

 

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más