Inicio » Difícil que hombres agresores reconozcan sus abusos

Difícil que hombres agresores reconozcan sus abusos

Por Marisol Cruz/corresponsal

Son escasos los hombres que admiten un ejercicio de abuso de poder y violencia, son pocos quienes reconocen que recurren a la violencia para recuperar su prestigio, control o dominio sobre otros, expresó María del Rosario Martínez García, directora del Centro Estatal de Prevención y Atención de Violencia Familiar y Social (Cepavif), de los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ).

Afirmó lo anterior en su conferencia La pareja y el compromiso familiar, dirigida a varones perpetradores de esos actos y a parejas usuarias del Cepavif, en el marco de las festividades del Día del Padre.

La psicoterapeuta hizo cuatro cuestionamientos a las y los asistentes durante la conferencia: ¿Por qué te casaste? ¿Por qué contrajiste matrimonio con esa persona? ¿Por qué en ese determinado momento? ¿Qué buscabas en ella o él?

A las personas presentes de la conferencia les solicitó retroceder en el tiempo y tratar de recordar lo que esperaban mejorar en el matrimonio y cuáles eran sus expectativas.

Entre las respuestas comunes destacaron que generalmente la mujer espera encontrar un hombre que sólo la ame a ella, la respete y la valore, le hable de tal modo que ella sea feliz por ser mujer, la respalde, le brinde consuelo, satisfacción sexual y esté a su lado en momentos difíciles.

En tanto, un varón quiere una mujer que satisfaga sus necesidades, disfrute de su fortaleza y de su cuerpo, le vea como un sabio dirigente y esté dispuesta a ayudarle cuando manifieste sus necesidades. Un hombre dijo: quiero a alguien que lo sea todo para mí. Quiero sentirme necesario, útil, respetado y amado; un rey en mi hogar, recordó la funcionaria.

IGNORANCIA Y FRACASO

La mayor parte de los fracasos se deben a la ignorancia nacida de las expectativas inocentes e irreales de lo que el amor es capaz de hacer y de la incapacidad para comunicarlas con claridad, explicó la especialista.

A menudo elegimos una pareja a la que realmente no conocemos; es posible que el atractivo sexual sea lo que une a esas personas, pero no garantiza la compatibilidad ni la amistad.

Sin saberlo, las madres y padres son los arquitectos del yo sexual y romántico de sus hijas e hijos. La familiaridad ejerce un fuerte impulso; todo lo que observamos día a día influye en nosotros.

En ese sentido es importante reflexionar si se han visto a las mujeres cuyos padres fueron crueles y terminaron casadas con hombres crueles. En el caso de los hombres, si han visto algunos cuyas madres fueron regañonas y terminaron casados con mujeres regañonas.

Además, existe gente que suele buscar uniones semejantes a los matrimonios de sus progenitores y esto no se debe a un patrón familiar.

Sin embargo, las parejas deben tomar decisiones sobre cosas que ahora realizan en conjunto y antes las resolvían de manera independiente, como el dinero, los alimentos, las diversiones, el trabajo y la religión.

Para salir adelante primero se deben entender las creencias personales y su naturaleza; tomar conciencia de nosotros mismos, entremos en contacto con nuestro propio yo y manifestemos nuestra situación en la vida. Esta conciencia nos permitirá adquirir fe y confianza. Debemos reconocer, en lo más profundo de nuestro ser, que cada persona debe valerse por sí misma, concluyó la expositora.

07/MC/CV/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: