Inicio Discriminación, base de la desigualdad laboral por género

Discriminación, base de la desigualdad laboral por género

Por Guadalupe Cruz Jaimes

La división del trabajo por género es el núcleo de la desigualdad laboral entre mujeres y hombres. La división de tareas y responsabilidades son reguladas por normas sociales históricas basadas en la discriminación.

Pese a que las mujeres contribuyen a la economía y luchan contra la pobreza a través del trabajo remunerado o no remunerado –como el trabajo doméstico– no se ha avanzado todavía en legislar políticas de igualdad en la división del trabajo.

Las mujeres trabajadoras domésticas, al cuidado del hogar y de las y los hijos son “una variable económica inexistente” y no se contabiliza el valor económico real de su trabajo.

La división del trabajo por razón de género, que se observa a nivel mundial en la esfera doméstica y en la pública, contribuye de manera significativa a determinar la posición social de las mujeres y los hombres en la sociedad y explica su diferente exposición laboral a factores que promueven la salud y factores que la perjudican.

El trabajo reproductivo se refiere a la transmisión de la cultura, la crianza y el cuidado de las y los niños, además de la procuración alimenticia y de salud, administración de recursos, entre otros, funciones asignadas a las madres, principalmente.

Dichas labores no reciben el mismo valor que el trabajo productivo, no se reconoce como trabajo real porque no generan ingresos económicos. Se considera que las mujeres no trabajan cuando su quehacer cotidiano no genera ingresos.

Asimismo, el trabajo productivo de las mujeres, especialmente en las áreas rurales, como su labor en la parcela familiar, se hace invisible al considerarlo como una ayuda al esposo, el padre o los hermanos.

En el ámbito rural la división del trabajo entre mujeres y hombres en la producción agrícola varía considerablemente de una región a otra y de una comunidad a otra. Sin embargo, normalmente los hombres aran los campos y guían a los animales de tiro, mientras que las mujeres realizan la mayor parte de las tareas de siembra, escarda, abonado y rociado con plaguicidas, recolección y trilla.

De igual forma, los hombres se ocupan de los cultivos comerciales a gran escala, sobre todo cuando el trabajo está muy mecanizado, mientras que las mujeres se encargan de la producción de alimentos para la familia y los cultivos comerciales a pequeña escala, que exigen un nivel de tecnología menor.

Los hombres acostumbran producir cultivos comerciales y quedarse con los ingresos, mientras que las mujeres usan sus tierras prioritariamente para la producción de cultivos de subsistencia para alimentar a sus familias.

Diversos estudios han revelado que en casi todas las sociedades las mujeres suelen trabajar más horas que los hombres. La diferencia del volumen de trabajo es especialmente atribuida a las campesinas: las principales productoras de alimentos del mundo.

Las mujeres campesinas participan en todas las fases del ciclo de producción de alimentos y, aunque existe una división del trabajo en función del sexo, suelen hacer la mayor parte.

Además de las actividades de producción de alimentos, las mujeres son responsables de preparar y elaborar los alimentos y de cumplir simultáneamente su papel fundamental de criar y cuidar a niñas y niños, atender a las y los adultos mayores y a personas con alguna discapacidad de la familia.

La tecnología no siempre beneficia a las mujeres, con frecuencia se crea en función de las necesidades de agricultores comerciales, que son en su mayor parte hombres.
En el ámbito público, es decir fuera del hogar, los puestos de decisión son asignados mayoritariamente a hombres; mientras las mujeres desarrollan tareas consideradas de apoyo y menos valoradas.

07/GCJ/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más