Inicio » Discriminación y violencia círculo vicioso que rodea a mujeres

Discriminación y violencia círculo vicioso que rodea a mujeres

En tanto que Nafis Sadik, funcionaria de las Naciones Unidas, vio desde que era directora del Fondo de Población de las Naciones Unidas el número de mujeres casadas que portaban el virus.

“Obedientes, se casaron con quienes les eligieron, no saben nada de sexualidad, hacían lo que sus esposos decían que hicieran, al salir embarazadas van a una clínica y ahí es diagnosticada” relató en una conversación pública durante esta Conferencia que finaliza el próximo viernes. Luego, los esposos y sus familias las culpan de haberles deshonrado, agregó.

Incluso es difícil hacer que los gobiernos escuchen los problemas de las mujeres. “Es un dilema, en estas regiones las mujeres no saben nada, solamente se les está exponiendo a la infección.”

Para Nafis Sadik, el discurso de dar mayor liderazgo y autonomía a las mujeres lleva de fondo la preocupación “por el 98 por ciento de las mujeres que no están infectadas.”

“No es lógico que una madre no sepa nada de sexualidad, tenemos que darles a las mujeres capacidad para controlar sus relaciones sexuales, lo cual es más difícil de hacer porque involucra su entorno cultural.”

Por ello, Melinda Gates, uno de los personajes más “visibles” en esta conferencia destacó en una mesa redonda sobre la participación de las mujeres que es necesario fortalecer a las mujeres para que puedan negociar el condón o usar el gel microbicida. “No sólo necesitamos más dinero sino que también necesitamos más poder del que tenemos hoy”.

Las mujeres que viven con el virus tienen los mejores argumentos para cambiar la situación de la población femenina sea en Estados Unidos o en la India.

Educación sexual, conocimiento y poder de decidir sobre sus vidas es lo que ellas necesitan, coincidieron la afroamericana Paulette Nicholas ?que vive con el virus desde hace 15 años?y Anandi Yuvaraj de la India.

Ambas son hoy activistas en sus países para evitar que otras mujeres vivan lo que ellas han vivido. La primera, tratando de obtener su tratamiento cuando estuvo reclusa en el depauperado Alabama, Estados Unidos y la segunda, profesionista, cuando fue contagiada por un esposo violento en Nueva Delhi.

“Hemos hecho grandes avances científicos y médicos en la lucha contra el VIH y el Sida”, dijo por su parte Geeta Rao Gupta, presidenta del Centro Internacional para la Investigación sobre las Mujeres (ICRW), con sede en Nueva York.

“Pero nos quedamos cortas en nuestro entendimiento y habilidad para lidiar con las normas y barreras sociales que contribuyen a su propagación”, agrega “pese a todo lo que hemos aprendido es que el Sida se asocia con sexo impropio y conductas inmorales.”

06/MR-LL/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: