Inicio Dos mujeres y un camino: lograr la dirigencia de su partido

Dos mujeres y un camino: lograr la dirigencia de su partido

Por Oriana Franelli

La perredista Rosario Robles y la priista Beatriz Paredes son dos destacadas dirigentes de sus respectivos partidos, que a lo largo de su trayectoria pública han demostrado un compromiso con la lucha de las mujeres mexicanas, la reivindicación de sus derechos políticos, humanos, económicos, sociales y reproductivos.

Ambas han ejercido el poder desde diferentes trincheras. En las próximas semanas disputarán cada quien la dirigencia nacional de su partido. Esta es una nueva coyuntura que pondrá en juego la incidencia real de la mujer mexicana, en el manejo de los destinos de un país que lucha por consolidar su democracia.

Rosario Robles, exjefa de gobierno del Distrito Federal y exdiputada federal, es la favorita para dirigir y unificar los destinos del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Feminista y sindicalista forjada en la lucha social, Robles fue constructora –durante su gobierno en la capital– de “una nueva cultura política encaminada a instaurar políticas públicas con equidad”.

Impulsó varios programas especiales de atención a la mujer, y su mayor logro en beneficio de la población femenina fue la reforma del Código Penal del DF que amplió las causales de aborto que son: por eugenesia, y graves daños a la salud de la madre. Además creó el mecanismos en el Código de Procedimientos Penales para que las mujeres violadas que resulten embarazadas por esa agresión puedan hacer uso del aborto legal.

Por su parte, Beatriz Paredes, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), también autodefinida como feminista, fue gobernadora del estado de Tlaxcala, dirigente de la Confederación Nacional Campesina y presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados.

Mujer “acostumbrada a competir y a ganar”, Paredes enfrentará una elección difícil ante el dinosaurio priista Roberto Madrazo. Sin duda, un proceso que definirá los lineamientos de lo que será “el nuevo PRI”.

Analista, escritora de múltiples ensayos y discursos sobre “las mujeres y el poder político”, la líder priista dijo en 1988 como gobernadora de Tlaxcala: “la tarea está en la base social, en la organización colectiva de las mujeres del pueblo; en el real impulso reivindicativo que reconozca sus especificidades y, en función de ellas, proponga y conquiste un horizonte de reformas sociales y culturales, que transformen las realidades y expectativas femeninas y la conducta masculina”.

Así, el PRI –24 de febrero– y el PRD –17 de marzo– realizarán procesos internos que no estarán exentos de obstáculos, pero que irán acordes con estos tiempos de “transición democrática y pluralidad”, y que significarán un reto para el avance de la mujer mexicana en la política.

Al final, el objetivo es muy claro: la sucesión presidencial en el 2006.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content