Inicio » El cáncer de la matriz puede prevenirse: no lo deje atacar

El cáncer de la matriz puede prevenirse: no lo deje atacar

Por Martha Martínez

Es importante que toda mujer, a pesar de sus múltiples tareas como ama de casa, madre, trabajadora o estudiante, dedique un poco de tiempo a su salud pues hay algunos padecimientos que ponen en riesgo su vida; tal es el caso del cáncer cérvicouterino, o sea, el que afecta el cuello de la matriz.

Aunque este tipo de cáncer tiene síntomas de alerta –como sangrados o hemorragias inusuales, secreciones o dolores en la zona del vientre– la mayoría de las veces las mujeres suelen no advertirlo ocasionando que, en la actualidad, sea la causa más importante de mortalidad entre la población femenina; más particularmente entre las mujeres pobres.

Uno de los factores de riego más comunes del cáncer cérvicouterino es el virus del papiloma humano (vph), enfermedad de trasmisión sexual que está involucrado en el 70 por ciento de los casos de este tipo de cáncer; dadas sus características, es un virus –dicen los especialistas– que puede permanecer dormido en un periodo de hasta 25 años.

Otros de los agentes de riesgo para que se desarrolle el cáncer cérvicouterino son los antecedentes familiares con este tipo de cáncer y tener parejas sexuales múltiples; no obstante, si se detecta a tiempo puede ser curable, por lo que no hacerse semestral o anualmente la prueba del papanicolaou, se convierte también en factor de riesgo.

El cáncer cérvicouterino se llama así porque se desarrolla en la mucosa del cérvix o cuello de la matriz, (también llamado cuello del útero), haciendo que las células se reproduzcan sin control en muy poco tiempo hasta alcanzar gran número de ellas.

Esta es la razón por la que los ginecólogos toman una muestra de esa mucosa a fin de detectar el estado normal de las células o si éstas se están reproduciendo de manera anormal; la muestra tomada se envía a un laboratorio de patología donde se detectarán, además de las células anormales y con ello el grado de avance del cáncer –si está comenzando o ya lleva más tiempo–, otros microbios patógenos que pudieran estar causando alguna otra enfermedad ginecológica.

Como se ve, es sumamente recomendable acudir a cualquier centro de salud a practicarse el examen de papanicolau que por su importancia es gratuito. Por lo tanto, este estudio debe ser el eje fundamental para prevenir y controlar esta enfermedad que cobra la vida de más de 25 mil mujeres cada año en toda América latina y el Caribe.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: