Inicio » El feminismo no ha abordado con profundidad el tema del Estado

El feminismo no ha abordado con profundidad el tema del Estado

Por Carolina Velásquez

En América Latina y, en general, en Occidente, el problema del Estado no ha sido abordado con profundidad por las académicas y el movimiento feminista, consideró la investigadora Teresita de Barbiere, al participar en una mesa acerca de la relación entre género y Estado, durante los trabajos de la Constituyente Feminista el pasado fin de semana.

“El feminismo ha venido abordando problemas que tienen que ver con la participación política y la organización del Estado, sí, pero hay una serie de cuestiones que se vienen diciendo sin que se llegue aún a su concreción”, señaló Barbiere en la mesa de reflexión que se llevó a cabo en las instalaciones del Sindicato de Telefonistas, de la que también formó parte el analista político Luis Javier Garrido.

Ante este vacío, la especialista feminista del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se hizo una serie de preguntas. Por ejemplo, acotó, se habla de que el Estado es patriarcal y ¿qué quiere decir eso? ¿Qué es? ¿Es una forma de Estado actual o histórico? ¿Cómo se concreta la organización patriarcal del Estado, si es que existe?

“Hay gente, como yo, que pensamos que no existe el Estado patriarcal. Tenemos un Estado de dominación masculina, pero es distinto al patriarcal, porque el patriarcado supone la existencia de señores dueños de hijas, hijos, haciendas y trabajadores. Sin embargo, en la medida que en la actualidad hay Estados de derecho, mal o bien pero que reconocen derechos a las y los ciudadanos, no podemos hablar de señores propietarios de hijas o hijos. Si lo llamamos patriarcal negamos la posibilidad a cualquier ser humano de tener derechos”, puntualizó.

Así, “hay que ver cómo es que se ejerce la dominación masculina a través del Estado. Sabemos que los señores gobiernan, lo sabemos, lo que no sabemos es cuáles son los mecanismos concretos de esa dominación”.

Para esta argentina avecindada en México, el feminismo tiene mucha información, dispersa, sobre políticas públicas, composición por sexo de los gobiernos, de las organizaciones políticas desde el punto de vista de género; se han analizado las propuestas de los partidos, las y los candidatos; se conoce el comportamiento político de varones y mujeres pero “no tenemos una visión global, general, sobre la relación entre género y Estado”.

Lo interesante de esto, propone, es que “una coyuntura política exige pensar el Estado como entidad y exige pensar cómo reformarlo, así que entonces hay que entrarle a pensar acerca del tema. Me interesa plantear algunas preguntas, más que respuestas que no tengo y que considero que el movimiento feminista no tiene tampoco ?pues aún no ha llegado a esa etapa– pero hay que abordarlas (las preguntas) porque es una exigencia de los tiempos”.

LAS CONSECUENCIAS

Una consecuencia de que las mujeres no tengamos clara esta relación entre género y Estado, explicó en su exposición Teresita de Barbiere, es que “no sabemos cómo estructurar propuestas que los políticos tomen en cuenta en el momento de discutir la Reforma del Estado como sucede actualmente”, cuando hay un Foro donde se discute el tema de la Reforma del Estado sin que se considere la reflexión feminista.

En la discusión actual no están los temas de las mujeres, apuntó. Por tanto, habría que ver cómo incorporar nuestras especificidades y el tema de lo femenino en asuntos como las reforma al poder judicial y en materia de derecho civil.

“¿Qué nos puede interesar a las mujeres desde hoy? Que las leyes se cumplan y que, por lo tanto, haya castigo a los culpables en casos que atañen al derecho penal, que en el casos de feminicidio se investigue hasta el fondo y se llegue a la determinación de quiénes son los responsables”.

En derecho civil hay asuntos fundamentales para las mujeres, estos son: el cumplimiento de las resoluciones en pensiones alimenticias y la custodia de las hijas e hijos, donde realmente se ejerza la fuerza de la ley, propuso.

PASOS A SEGUIR

Aunque Barbieri reconoció que hay mucho por hacer, también reiteró la importancia de que el movimiento feminista se reúna, se asesore con académicos, estudie los temas, se hagan preguntas entre las mujeres y se establezcan vínculos con especialistas que conocen y han estudiado en materia de derecho constitucional y derecho público.

En su opinión, un ejemplo de esta relación ?con especialistas? es lo que actualmente se está haciendo para demostrar a la Suprema Corte de Justicia que no hay inconstitucionalidad en las reformas al Código Penal y la Ley de Salud del Distrito Federal con relación a la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas.

Sin embargo, aclaró, “la interrupción del embarazo es algo específico y que sí ha sido muy discutido, en cambio la reforma del Estado es más general y está menos trabajada por el movimiento feminista”.

Como tareas queda, expuso, “hacer propuestas, ir con ellas a las mesas de debate con los políticos, negociar, llevar el tema al debate público con la sociedad en general”.

Una opción para ello es la conformación de la Constituyente Feminista, instancia promovida por el Espacio Feminista este año, opina.

“La Constituyente puede cumplir ese papel y al parecer hay mujeres feministas, sobre todo de distintas generaciones, muchas de ellas jóvenes, que están interesadas en que se cumpla. Es una cuestión que necesita discusión, maduración y lleva su tiempo, inmediatamente será difícil”.

No obstante, “se puede estar alerta e ir introduciendo temas y problemas a la discusión actual de la reforma del Estado que realizan las y los legisladores. Una experiencia importante acerca de la relación género-Estado en América Latina fueron las reformas a la Constitución en Brasil, después de la dictadura militar, entre 1985 y 1990, sería útil analizar qué pasó y retomarla”, concluyó.

07/CV/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: