Inicio El robo de niñas y niños en Guatemala, “bomba de tiempo”

El robo de niñas y niños en Guatemala, “bomba de tiempo”

Por Redaccion

La Defensoría de la Mujer Indígena (Demi) en Guatemala trabaja actualmente en el tema de robo de niñas y niños en las Verapaces, brindándoles acompañamiento jurídico a las familias que han sido víctimas de este flagelo, indicó María Teresa Zapeta.

A decir de Zapeta, titular de la institución, actualmente conocen más de 10 casos de familias indígenas que han denunciado el robo de sus hijas e hijos y se espera que sean presentadas más, ya que sensibilizan en cuanto a la importancia de buscar las medidas legales para recuperarlos.

Según la entrevistada, lo que la defensoría pretende es dar acompañamiento a las víctimas, para evitar que se caiga en un desorden social, ya que el robo de niñas y niños se ha convertido en una “bomba de tiempo” que puede ocasionar flagelos, como linchamientos y vapuleos.

Zapeta lamentó que no haya investigaciones que determinen el paradero de las y los menores de edad, además de verificar si son secuestrados para utilizarlos en adopciones ilegales u otra clase de vejámenes que se han constatado en otros países, como la sustracción de órganos.

Finalmente, la Defensora de la Mujer Indígena dijo a Cerigua que es importante que las autoridades pongan mayor énfasis en este fenómeno, ya que las niñas y niños tienen derecho a vivir una vida digna al lado de sus padres.

La Demi conmemorará este jueves su VIII aniversario, tiempo en el que han logrado posicionar los temas de las mujeres indígenas y la situación de vulnerabilidad que ellas enfrentan, en las agendas nacionales.

POR REPRESALIAS, NO DENUNCIAN

En varias comunidades de la montaña Santa María Xalapán, Jalapa, han desaparecido niñas y niños, sin que se conozca su paradero, en tanto que las madres y padres de familia han callado al respecto por temor a represalias, pues consideran que los responsables de estos hechos pertenecen a la misma comunidad, se conoció aquí.

De acuerdo con la información, las aldeas más afectadas por este fenómeno son La Fuente, El Paraíso, Los Llanitos, Los López y La Toma, donde los adultos van a dejar y a traer a sus hijas e hijos a la escuela, para evitar que sean raptados.

Fuentes que pidieron guardar el anonimato informaron al corresponsal de Cerigua en Jalapa que el último hecho ocurrió en la aldea Los López, donde una desconocida llevaba a un menor de edad con la boca vendada y un joven logró quitárselo. La mujer fue entregada a la policía, pero dos días después fue puesta en libertad.

Los informantes lamentaron que las comunidades mencionadas no cuenten con elementos de policía, ya que la población se encuentra indignada y ha decidido aplicar la justicia por su cuenta, para castigar a quienes se dedican a este negocio inhumano.

07/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más