Inicio El Salvador sobrevive gracias a las remesas femeninas

El Salvador sobrevive gracias a las remesas femeninas

Por Marta Sigarán, corresponsal

Según cifras oficiales, hay más de un millón 200 mil mujeres salvadoreñas viviendo fuera del país, por lo que las remesas que ellas envían son fundamentales para la economía de esta nación centroamericana.
 
El Banco Central de Reserva de El Salvador reporta que la edad promedio de las mujeres al emigrar es de 26 años, cuentan con un promedio de escolaridad de nueve años, y el 5 por ciento de ellas tiene estudios universitarios.
 
En términos de escolaridad, las mujeres migrantes llegan a laborar a Estados Unidos y otros países con una formación muy parecida a la de sus compatriotas varones.
 
Sin embargo, los niveles de ingresos son más altos para el género masculino, ya que los hombres se ocupan en actividades mejor remuneradas, tales como la construcción, en la que pueden ganar un salario de hasta 20 dólares la hora (257 pesos mexicanos); mientras que la principal ocupación de las mujeres son las actividades de limpieza y el cuidado de niñas, niños y adultos mayores, con un sueldo de 7 dólares la hora (90 pesos mexicanos).
 
De acuerdo con la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples 2012 (EHPM), el aporte mensual promedio que reciben las familias salvadoreñas por concepto de remesas es de cerca de 173 dólares (poco más de 2 mil 200 pesos mexicanos).
 
Cintia, quien emigró a EU hace 10 años y dejó a su hijo Christofer con su abuela en la localidad de Teotepeque, departamento de la Libertad, envía al mes un promedio de 200 dólares (2 mil 570 pesos mexicanos) a su madre para los estudios, vestuario y alimentos de su hijo.
 
Vía telefónica, Cintia narra a Cimacnoticias lo difícil que es ahora encontrar trabajo en EU y lo caro que es vivir allá, pero dice que todo lo hace para enviar dinero a su hijo en El Salvador, y darle una mejor vida que la que le podría dar ella viviendo en el país.
 
Salvadoreños en El Mundo, organización de migrantes de este país centroamericano en el exterior, asegura que las mujeres son las responsables del 70 por ciento de los ingresos por remesas.
 
Las remesas familiares procedentes de EU son fundamentales para la economía salvadoreña. En 2012 tales ingresos sumaron 3 mil 910.9 millones de dólares (mdd), superando en 262.1 mdd a lo alcanzado en 2011, un aumento de 7 por ciento, según datos oficiales.
 
La población migrante remitente de remesas es joven, con una edad promedio de 37.8 años y en plena fase productiva, ya que el 74 por ciento de las y los salvadoreños en EU es mayor de 18 años.
 
La EHPM indica que el porcentaje de personas que envían a madres o abuelas es mayor que el de los que envían a padres o abuelos, lo que puede relacionarse a que con frecuencia la madre del migrante se hace responsable de sus hijos.
 
El Banco Interamericano de Desarrollo estima que el 58 por ciento de las receptoras de remesas nacionales son mujeres.
 
Por otra parte hay que considerar el porcentaje de remesas en especie o regalos para las familias. El Banco Central de Reserva indica que 37 por ciento de las remesas en especie se enviaron a las madres de los remitentes.
 
En la cultura salvadoreña existe un mayor apego de las y los hijos hacia las madres, pero también incide que las mujeres viven más años que los hombres y por tanto en los grupos poblacionales de mayor edad predomina el género femenino.
 
La madre de Cintia cuenta que para ella es difícil educar a un niño pequeño, pues los tiempos han cambiado y hay mucha violencia en el país, pero que lo hace para ayudar a su hija.
 
Un rasgo emergente de las familias salvadoreñas es el aumento de mujeres jefas de hogar. A ello han contribuido la migración, los cambios demográficos, la disminución de la fecundidad, y la incorporación femenina al mundo laboral. El 37.3 por ciento de hogares está bajo la responsabilidad de una mujer.
 
Las mujeres constituyen 43.2 por ciento de las jefaturas de hogares urbanos, mientras que en los rurales representan el 30.7 por ciento. Esto indicaría que el aumento de hogares con jefatura femenina podría estar asociado a procesos de urbanización, a la migración del campo a las ciudades, y a otros factores como la migración internacional.
 
13/MS/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content