Inicio El segundo sexo : no se nace feminista

El segundo sexo : no se nace feminista

Por Carlos Monsiváis

En 1991 -no hace tanto tiempo- la Secretaría de Gestión Social del CEN del PRI le prepara a sus candidatos a diputados y senadores un manual de preguntas de primera necesidad, y de respuestas a estudiar y, en su recomendable caso, a memorizar.

Los temas son cruciales: el Tratado de Libre Comercio, la modernidad, la privatización, la economía subterránea, el sistema financiero, la educación, los salarios, etcétera. Y en el repertorio de asuntos formidables, la única mención -maravillosa- de La Mujer se halla en la pregunta 77; ¿Propone (usted) alguna política de protección a grupos sociales? Niñez, juventud, mujeres, indígenas, ancianos, drogadictos, homosexuales, ¿qué propone?

Con lo anterior, la Secretaría de Gestión Social del PRI nos informa: a) la niñez, la juventud y los ancianos son grupos sociales; y b) los indígenas y las mujeres son grupos protegibles. Y las respuestas están a la altura de la pregunta.

De los homosexuales, presiviblemente, no se dice una palabra; en lo tocante a los niños el PRI decide protegerlos de su estado de indefensión en el seno familiar y en el ámbito social; y a la mujer, responsabilizada de la dura tarea de mantener unida a la
familia, la alcanza el siguiente alegato :

En relación a la participación de la mujer, el Partido postula la necesaria promoción para el acceso de la mujer, en igualdad de condiciones con el hombre, en los procesos políticos, así como la práctica efectiva de su derecho al trabajo, condición indispensable para su integración en la vida social y base de su completa liberación.

Si no muy brillante y clara, al menos la respuesta que se le ordena a los candidatos es sincera: a los niños, los jóvenes, las mujeres, los indígenas y los ancianos, grupos sociales, los protegerá el único sector que puede hacerlo, los protectores profesionales: los hombres entre 30 y 60 años, los que sí cuentan en el país. Y si la mujer quiere liberarse deberá hallar la fórmula mágica del derecho al trabajo, milagro que no requiere para el PRI de más especificaciones, ni de procesos legales o sociales ajenos al buen deseo.

B) Un fragmento del Manual de imagen, de mayo de 1991, dedicado también a los priístas, y que nos pone al día de los requisitos esenciales en un político que no quiere ser confundido con un naco:

El político debe usar vestimenta que, por una parte, simbolice que está identificado con los valores y las instituciones de sus antepasados como plataforma, infraestructura o base de sus acciones, y por otra parte, que es progresista y tiende a buscar soluciones modernas, acordes con las ideas contemporáneas.

De manera que su ropa debe observar lineamientos conservadores, al mismo tiempo que, dentro de éstos, se agreguen los elementos de moda. Otra cuestión, no menos importante, es tomar en cuenta factores, que dentro de la parte técnica de los medios (en este caso la televisión), resulten adecuados en la definición estética de
la imagen.

MUJERES EN GENERAL

-Vestidos, trajes de dos piezas o falda y blusa modernos, pero no
muy llamativos.
-Medias del tono de color de la falda o vestido.
-Zapatos y bolsa del mismo color y que éste combine con el del
vestido, es decir, que se repita alguno de los colores de la vestimenta.

OCASIONES INFORMALES
– Colores claros.
– Algodón, rayón o lino.
– Moda sencilla.
– Maquillaje natural.

Ocasiones formales (actos formalmente públicos o de noche)
– Colores oscuros o un poco más intensos.
– Seda, lana o texturas con cierto brillo.
– Moda un poco más sofisticada.
-Maquillaje un poco más acentuado.

La política no es sólo publicidad, es también ornamentación. Al
cielo por el asalto de estos arquitectos de exteriores y arquitectos capilares que son los modistos y los estilistas . Una no nace mujer. . .

10/CM/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content