Inicio Embarazadas, con más riesgo de caries

Embarazadas, con más riesgo de caries

Las transformaciones ocurridas en las mujeres embarazadas, que condicionan la aparición o desarrollo de enfermedades bucales, se aborda en el artículo “El embarazo. Su relación con la salud bucal”, de las doctoras Hilda Elia Rodríguez Chala y Melvis López Santana.

El texto fue publicado en La Habana, en 2003, por la Revista Cubana Estomatología (Vol. 40, Número 2) y proporciona información interesante respecto a lo que sucede en la dentadura durante el embarazo. ¿Qué problemas se presentan en esta etapa?

Para Rodríguez y López las variaciones en los niveles de hormonas sexuales femeninas, saliva, microorganismos, dieta, son algunos de los factores que pueden incidir en el desarrollo de enfermedades bucales y deben tenerse en cuenta durante la gestación.

Además de que el tejido dentario, los de soporte y sostén del diente y la mucosa bucal son los más vulnerables a ser afectados por los cambios que se producen y que pueden repercutir en la salud bucal de las mujeres.

Durante el embarazo existen las condiciones bucales ideales para mayor actividad cariosa, indican las especialistas.

Aún cuando existe la creencia de que la caries se produce porque el calcio de los dientes en las embarazadas lo extrae el feto, algunos estudios demuestran que a diferencia del esqueleto, en el embarazo no existe desmineralización de los dientes en las mujeres.

El esmalte tiene un intercambio mineral muy lento, de manera que conserva su contenido mineral toda la vida. Gran parte de lo que ocurre en el esmalte tiene lugar por el intercambio de minerales con los de la saliva y no por disminución de calcio, a pesar de que los requerimientos de este elemento aumentan en un 33 por ciento en comparación con mujeres no gestantes, explican.

Para entender la predisposición a la caries dental en el embarazo, las autoras subrayan la importancia de conocer la etiología de esta enfermedad.

La primera etapa en el desarrollo de la caries es el depósito (placa), una película de productos precipitados de saliva y alimentos en los dientes que está habitada por gran número de bacterias disponibles fácilmente para provocar la caries dental asociada con el estreptococo mutans, bacteria que depende en gran parte de los hidratos de carbono o azúcares para su alimento.

Las bacterias producen ácidos, en particular el ácido láctico y enzimas proteolíticas (ayudan a digerir las proteínas contenidas en los alimentos). Los ácidos son la causa principal de la caries: las sales de calcio de los dientes se disuelven lentamente en un medio ácido y, una vez que se han absorbido, la matriz orgánica restante la digieren rápidamente las enzimas proteolíticas.

Cada vez que se ingiere azúcar, los ácidos atacan el esmalte dentario por un tiempo aproximado de 20 minutos, el ataque ácido es proporcional al tiempo que haya presencia de azúcar.

Lo anterior, observan, es la frecuencia y no la cantidad de azúcar ingerida lo que provoca la caries dental.

En su opinión, el embarazo no constituye de manera alguna causa de pérdidas óseas con la consiguiente aparición de bolsas periodontales reales (inflamación en las encías), otro de los padecimientos que se pueden presentar en la boca durante el embarazo.

“Las cantidades totales de calcio y fósforo que necesita el feto durante el embarazo solo representa 1/50 de la cantidad presente en los huesos maternos. Por lo tanto, el organismo materno sufre muy poco al respecto.

“No obstante, una deficiente incorporación de calcio y fósforo en la dieta materna hace que disminuya la concentración de estos iones en los líquidos extracelulares, y se produzca la salida de calcio de los huesos como mecanismo compensador para alcanzar cifras normales de estos iones.

“En este caso, hay una pérdida del contenido mineral óseo, no pérdida de altura de hueso alveolar. Esta pérdida del contenido mineral es reversible y se recupera cuando la concentración del ión calcio alcance cifras más elevadas”, concluyen.

Sobre este tema hablaremos en la próxima entrega.

* Periodista mexicana, narradora oral, facilitadora de grupos, terapeuta con Enfoque Centrado en la Persona y Gestalt e instructora asociada del Sistema Tao Curativo.

11/CV/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content