Inicio Emmy Noether

Emmy Noether

Por Erika Cervantes

Quizás muchas de nosotras y nosotros sabemos que la teoría de la relatividad se debe a Albert Einstein, sin la cual no se hubiera desarrollado la energía atómica, pero pocas personas saben que sin Emmy Noether esta teoría no hubiera existido.

Emmy Noether nace el 23 de marzo de 1882 en Erlangen, Baviera. Su padre, Max Noether, era profesor de matemáticas en la Universidad de Erlangen, conocido por sus investigaciones sobre funciones algebraicas, su madre Ida Kaufmann, procedía de una familia de Colonia. Ambos eran de origen judío.

Emmy asistió hasta los 15 años al Höhere Töchter Schule en Erlangen, donde estudió alemán, inglés, francés, aritmética, piano y danza. Después de esta formación básica estudió francés e inglés, para ser profesora de idiomas, y en 1900 superó los exámenes de Estado que la calificaban para enseñar idiomas en cualquier institución educativa femenina.

Tras obtener este título, el ambiente familiar donde tres generaciones se habían dedicado al estudio de las matemáticas le inclina a estudiar con su padre esta disciplina

El Senado de la Universidad de Erlangen había declarado, en 1898, que la admisión de mujeres estudiantes “destrozaría todo orden académico”, sin embargo, se les autorizaba a asistir a clase con un permiso especial, que no les daba derecho a examinarse.

Emmy fue la única alumna entre 984 estudiantes. Después de pasar los exámenes en Nuremberg en 1903, fue a Göttingen, donde asistió a cursos impartidos por Hilbert, Klein y Minkowski y en 1904 regresó a Erlangen, donde habían cambiado los estatutos de la Universidad, y pudo proseguir sus estudios de doctorado que realizó sobre la teoría de invariantes, bajo la influencia de Paul Gordan.

A los 25 años, Emmy obtuvo el grado de doctora “cum laude” con la memoria titulada: Sobre los sistemas completos de invariantes para las formas bicuadráticas ternarias, que fue publicada en 1908.

La fama de Emmy creció con rapidez, así como sus publicaciones. En 1908, fue electa miembro del Círculo Matemático de Palermo y, desde 1909, perteneció al Mathematiker Vereinigung Alemán.

Ese mismo año fue invitada para dar una conferencia en Salzburgo y en 1913 a Viena. A pesar de este reconocimiento público su trabajo en la Universidad de Erlangen consistía únicamente en ayudar a su padre, lo sustituía cuando estaba enfermo y continuaba con sus investigaciones, pero sin percibir salario alguno. Durante estos años tuvo dos tutores algebristas: Ernst Fischer y Bernhard Schmidt.

Emmy declaró que Fischer le había despertado el interés por el álgebra abstracta y que fue precisamente esta influencia la que determinó su trabajo futuro. Abandonó la corriente constructivista que había utilizado en su memoria de doctorado y desarrolló un pensamiento axiomático conceptual.

En 1915 fue invitada por David Hilbert y Félix Klein a trabajar con ellos en la universidad de Göttingen, que en aquella época era el principal centro matemático de Alemania.

Una vez más, al ingresar a la Universidad de Göttingen el reglamento vigente de indicaba explícitamente que los candidatos debían ser hombres, lo que le niega el derecho a docente de dicha universidad, por lo que Emmy Noether no pudo presentarse a oposiciones como docente universitario.

¿ESCUELA DE MATEMÁTICAS O BAÑOS?

Hilbert quiso corregir esa injusticia, pero sus esfuerzos no tuvieron éxito, pues ciertos miembros de la facultad, no matemáticos, se opusieron.

Se cuenta, como anécdota, que Hilbert dijo en un Consejo de la Universidad de Göttingen, “no veo por qué el sexo de la candidata es un argumento contra su nombramiento como docente. Después de todo no somos un establecimiento de baños”.

Sin embargo, la inventiva de Noether y Hilbert encontraron un sistema para que ella pudiera impartir como docente las clases se anunciaban bajo el nombre de Hilbert y ella figuraba como ayudante. Así pudo probar su competencia y ser mejor conocida.

Finalizada la Primera Guerra Mundial, Alemania se convirtió en una república. Por primera vez las mujeres tuvieron derecho a voto y fue derogado el anterior reglamento de oposiciones. En 1919, Emmy presentó como tesis de habilitación su trabajo “Invariante Variations probleme”, junto con doce artículos ya publicados y dos manuscritos adicionales, en uno de los cuales había varias ideas importantes que tuvieron un impacto significante en el reciente desarrollo del álgebra abstracta.

En 1922 es designada “profesor extraordinario y no oficial”. Lo que no le daba derecho a sueldo, pero pudo obtener pequeñas retribuciones, por su grado de experta en álgebra, que en ese momento le era imprescindible, ya que la inflación de la posguerra estaba acabando con su pequeña herencia.

Durante el curso 1928-29, fue profesora visitante en la Universidad de Moscú e invitada al Congreso Matemático Internacional en Bolonia.

En septiembre de 1932 también fue invitada al Congreso Internacional de Matemáticas de Zurich. Emmy presentó una importante comunicación titulada “Los sistemas hipergeométricos en su relación con las álgebras no conmutativas”.

Este mismo año recibió con Artin, el Alfred Ackermann-Teubner Memorial, premio para el Avance del Conocimiento Matemático.

La llegada a Hitler al poder le obligan a reorientar su carrera. Ser una intelectual, pacifista, judía y liberal le obligó a abandonar Alemania.

En 1933, llega a Estados Unidos como profesora invitada durante un año a una universidad femenina, el Bryn Mawr College (Pennsylvania).

En febrero de 1934 comenzó a trabajar en Princeton, New Jersey, en el Instituto de Estudios Avanzados, donde también se encontraba Albert Einstein. En verano volvió por última vez a Alemania para ver a su hermano Fritz, visitar viejos amigos y cerrar su casa.

Emmy Noether muere el 14 de abril de 1935, como consecuencia de una operación. Tenía 53 años y estaba en el apogeo de su fuerza creadora.

Ella nos hereda los anillos noetherianos, la axiomatización y el desarrollo de la teoría algebraica, pero sobre todo el derecho a incursionar en el campo de las matemáticas.

2005/EC/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content