Inicio » Empezando mal

Empezando mal

Por Marta Guerrero González

Al volver, el 3 de enero, me encontré con un montón de mensajes. Se trata de la indignante noticia sobre una mujer que fue vendida por su padre el 23 de diciembre, durante sus vacaciones de Navidad.

Aurelia tiene 31 años, es originaria de Oaxaca, en la comunidad indígena de Tlaxiaco. Llevaba trabajando en el Distrito Federal cuatro años y se había hecho de un novio quien no fue aprobado por su familia.

El padre decidió arreglar la venta de su hija con un viejo viudo conocido por su mal carácter, su afición a la bebida y su maltrato a sus hijos y mujeres. Aún así, Aurelia fue vendida por 15 mil pesos, pero como el viudo sólo contaba con diez mil aportó un caballo flaco y cansado a la oferta.

Sobra decir que enseguida me comuniqué con CIMAC, con las amigas. Ya con los datos del procurador del estado y los centros de derechos humanos de la región, empezaron los problemas.

La prima y dos hermanas que denunciaron la privación de la libertad, la violencia con que fue arrastrada y encerrada en la casa del viejo se echaron para atrás. Tienen miedo a las represalias. Dudan acerca del castigo que merece el delito. ¿La cárcel?, piensan, y se arrepienten de haber denunciado a su padre y tío, al hombre que vendió a una hija, a una mujer, como si fuera mercancía, en pleno siglo XXI, en un país libre, frente a todo el mundo.

Temen al viudo, alegan sus usos y costumbres, pero recuerdan los gritos de Aurelia y se estremecen. Ya no saben el nombre de su padre, ni la dirección, ni nada. Se encuentran en la encrucijada de su vida, tienen clavada la promesa que le hicieron mientras se la llevaban: “¡Te vamos a ayudar!” Pero, ¿la cárcel? ¡Precisamente!

Tráfico de personas, asociación delictuosa, privación de la libertad, abuso, maltrato y violación. Son delitos graves y nadie, ni la costumbre, puede pasar encima de la ley. Esto se persigue de oficio. Señor procurador, Sergio H. Santibáñez: Aurelia Ramírez lo necesita. Nosotras las mujeres, por lo menos, queremos saber si es su voluntad permanecer presa mientras su antiguo novio la está esperando.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: