Inicio En abril, ocho uruguayas víctimas de violencia doméstica

En abril, ocho uruguayas víctimas de violencia doméstica

Por Isabel Villar

El 30 de abril, en la calle Venezuela, muy cerca de la Torre de Telecomunicaciones, fue encontrado el cadáver de una mujer. La primera hipótesis de la policía fue que se trataba de un caso de aborto, por condiciones en que fue hallado el cuerpo.

El dictamen forense lo descartó, al acreditar que la mujer murió desangrada, al ser víctima de la violencia. Se identificó a María Mabel Pintos, de 52 años, a partir de sus huellas dactilares. Era trabajadora sexual en la zona.

María Mabel se sumó a la lista de víctimas de violencia contra las mujeres que tan sólo en el mes pasado cobró la vida de siete más.

El primer día de abril, fue asesinada por su padrastro Daiana Ruth Miranda Sánchez, de 17 años. Luego de cotidianas agresiones dentro del hogar, la golpeó hasta quitarle la vida.

Dos días después, fue apuñalada por su esposo Lorena Mederos, de 22 años y su hija de tan sólo seis años, en Cañas, paraje al norte del departamento de Tacuarembo.

María del Carmen Torres, de 48 años, murió al día siguiente. Fue asesinada por su ex esposo quien horas después se suicidó. La víctima decidió terminar la relación para poder alejarse de las situaciones de violencia que eran frecuentes en la pareja.

El mismo fin de semana en Mercedes, Gloria Olivera Viera, de 28 años, fue ultimada por su ex esposo. Tenía cinco hijos, de entre uno y l0 años de edad, quienes fueron internados en una institución pública.

Un hombre que se presume relacionado sentimentalmente con Sheila Cuello, de 24 años, la mató el 7 de abril en las cercanías de la vieja ruta nacional Nvo. 18, en Treinta y Tres, mientras que en Tacuarembo, Brígida Viera Moura, 29 años, madre de tres hijos de seis, ocho y l0 años, respectivamente, fue baleada por su ex pareja. Los hechos se dieron el pasado 17 de abril. El hombre se suicidó después en Minas de Corrales, Rivera.

Paula Ibáñez, 28 años y madre de tres hijos, fue asesinada a cuchilladas por su esposo en la Ciudad de Las Piedras, Canelones.

Esta vigente la ley 17.514, de violencia doméstica, que describe sus formas de expresión y sistematiza los recursos a los que pueden acceder quienes enfrentan este problema. Incluye medidas preventivas, juzgados y procedimientos especiales y no obstante que las principales resistencias vienen del Poder Judicial, se aplica actualmente.

La lucha es favor de la sensibilización y capacitación de las autoridades para poder superar los inconvenientes. Hay comisarías de la mujer -no aún las suficientes- pero diseminadas por el país, que aportan su especialización en la materia.

Existen además organizaciones no gubernamentales que atienden a las víctimas y les prestan apoyo jurídico y psicológico.

Hay mayor conciencia en la población de la entidad del problema, “democrático“como el que más, porque amenaza a toda la población femenina e infantil, sin distinción de niveles socioeconómicos.

En abril ocho mujeres perdieron la vida a causa de la violencia doméstica y sexual. En todos los casos fueron hombres los que empuñaron diversas armas, entre ellas sus puños, para matar a hijastras, esposas, concubinas y ex compañeras sentimentales.

*Periodista de La República de las Mujeres de Uruguay

2004/IV/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más