Inicio En riesgo, los logros obtenidos en equidad de género: CEPAL

En riesgo, los logros obtenidos en equidad de género: CEPAL

Por Rafael Maya

Aunque reconoció avances importantes en los últimos años a favor de los derechos de las mujeres, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) advirtió hoy que el contexto económico e institucional de la región ” pone en riesgo” los logros de la equidad de género obtenidos hasta ahora.

La CEPAL presentó durante la IX Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe que se lleva a cabo en la sede de la cancillería el informe sobre la situación de la población femenina en la región, a diez años de que los gobiernos del mundo se comprometieron a implementar políticas públicas para mejorar el nivel de vida de las latinoamericanas.

Ante cerca de 400 mujeres de México y otros países latinoamericanos, entre funcionarias, legisladoras y activistas de la sociedad civil, la CEPAL hizo hincapié en que no necesariamente los países con mayor desarrollo económico tienen mayor igualdad social y más equidad de género.

La jefa de la Unidad Mujer y Desarrollo de la CEPAL, Sonia Montaño, explicó que en muchos países de escaso desarrollo económico se reconocen derechos femeninos que se ignoran en otro con mayor crecimiento.

En el documento titulado Caminos hacia la equidad de género en América Latina y el Caribe, se apunta que los beneficios de la igualdad de género en la región no se han distribuido equitativamente.

Se indica que el costo del ingreso en el mundo público ha sido pagado principalmente por las mujeres, quienes han desarrollado múltiples estrategias para optimizar el uso del tiempo, dada la falta de políticas que fomenten la participación de los hombres en las tareas domésticas.

La CEPAL advierte que las mujeres rurales, negras e indígenas de la región, debido a la persistente discriminación social y racial que se suman a la desigualdad de género, se encuentran en condiciones de extrema desprotección y vulnerabilidad.

El organismo señala que las mujeres indígenas y negras están sobrerrepresentadas en el sector laboral más precario y peor remunerado, que es el del servicio doméstico. Igualmente, estas mujeres predominan entre las personas analfabetas y sin ingresos, además de tener una expectativa de vida menor, siendo la población femenina indígena la que muestra los valores más bajos entre las mujeres ocupadas.

El documento añade que las mujeres jóvenes aparecen como las principales afectadas por el desempleo, mientras que las adultas mayores sintetizan en su situación de desprotección todas las discriminaciones acumuladas a lo largo de su vida.

La CEPAL advierte que la mayor esperanza de vida para las mujeres latinoamericanas no se refleja en la calidad de los años que viven. Expone que hasta una cuarta parte de las mujeres entre 60 y 64 años de edad no tiene cónyuge, y que sus condiciones de vida empeora si tuvieron un pasado laboral no remunerado, lo que conlleva a la falta de acceso a la seguridad social.

La CEPAL alerta sobre la situación de gravedad en que se encuentra ese grupo de mujeres en la mayoría de los países de la región.

Entre los desafíos para alcanzar la equidad de género, el organismo de naciones unidas apunta que el tema de la violencia sexual aún aguarda su momento de ingresar en las agendas legislativas. Otros desafíos, agrega, es la construcción institucional y la erradicación de prejuicios y estereotipos que impiden la adecuada aplicación de la ley en beneficio de la población femenina en materia de violencia.

“Las cifras sobre maternidad materna son ciertamente el mejor indicador de la desigualdad que impera en le región”, añade la CEPAL. Establece que la persistencia de ese mal exige que los gobiernos reconozcan los derechos reproductivos de las personas y su impacto en la autonomía de las mujeres, sean considerados en la agenda regional.

En materia de participación política, en el documento se indica que a pesar de que su incremento “ha sido muy importante”, el promedio regional está por debajo del 30 por ciento en casi todos los países de la región. Las excepciones son Cuba, 36 por ciento; Costa Rica, 35, y Argentina 32 por ciento. El promedio en la región es de 15 por ciento de presencia de mujeres en cargos de elección popular.

Entre un sinnúmero de observaciones, la CEPAL destaca que los altos niveles de impunidad, mala coordinación interinstitucional, “débiles” relaciones entre Estado y sociedad y prácticas culturales que alientan la culpabilidad de la víctima, son algunos de los obstáculos a la institucionalización de normas y programas contra la violencia hacia las mujeres.

04/RM/GMT/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content