Inicio En riesgo, presupuesto etiquetado para las mujeres

En riesgo, presupuesto etiquetado para las mujeres

Por Guadalupe Cruz Jaimes

La presión social y la organización de grupos civiles por los derechos de las mujeres, en conjunto con la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados, permitió que en 2008 se estipulara en la ley la obligación del Ejecutivo federal de etiquetar recursos para mejorar la situación de las mexicanas.

Así, con la finalidad de alcanzar la equidad de género en materia presupuestal, en ese año se creó el Anexo 9 del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), el cual en 2009 se llamó Anexo 9 A y para 2010 adoptó su nombre vigente: Anexo 10 “Erogaciones para la igualdad entre Mujeres y Hombres”.

Tal partida presupuestal se asigna para que diversas instituciones lleven a cabo programas desde una perspectiva de género.

Desde su aprobación los recursos para atender a la población femenina han ido en aumento, pero en los hechos hay una disminución de programas y acciones encaminadas a lograr la igualdad entre mujeres y hombres.

Mientras que en 2009 hubo 73 programas operados por 27 dependencias, para 2010 hubo 67 programas instrumentados por 23 instituciones públicas, refiere un análisis del Anexo 10 “Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres”, correspondiente al 2010, elaborado por la organización Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia.

En 2009, la Cámara de Diputados aprobó 8 mil 981.6 millones de pesos (mdp) para ese anexo, y en 2010 etiquetó 10 mil 920.7 mdp. Para 2011 se etiquetaron 14 mil 917 mdp.

Actualmente el Anexo 10 carece de “candados” que protejan los montos para mujeres, por lo que su ampliación queda a voluntad de las y los legisladores.

Ello se debe a que el Senado no ha aprobado la reforma que avaló la Cámara de Diputados el pasado 31 de marzo, con la que se incluyó el Anexo 10 al PEF, junto con seis anexos más, para etiquetar montos irreductibles y permanentes a los programas destinados a las mexicanas.

Además de que la asignación de recursos está todavía a voluntad de la Cámara baja, el uso de los montos sigue siendo “discrecional” debido a que las autoridades no están obligadas a rendir cuentas públicamente sobre el ejercicio de este presupuesto, advierten organizaciones por los derechos de las mujeres.

De aprobarse en el Senado la reforma a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, la cual garantiza que los recursos destinados a la igualdad entre mujeres y hombres sean permanentes e irreductibles, las instituciones deberán rendir cuentas acerca de cómo ejercieron el dinero destinado al Anexo 10.

11/GCJ/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content