Inicio En uno de cada 3 femicidios hay evidencias de saña

En uno de cada 3 femicidios hay evidencias de saña

Por la Redacción*

El Grupo Guatemalteco de Mujeres (GGM) afirma que la mayoría de víctimas de femicidio/feminicidio en 2011 (de un total de 660) fue localizada en espacios públicos y abiertos.
 
Sólo 15 por ciento de esas mujeres estaba en el interior de su domicilio. En la tercera parte de los casos se demostró misoginia (odio a las mujeres), y en 31 por ciento hubo evidencia de violencia sexual.
 
El GGM realizó el estudio “Muertes violentas de mujeres y femicidios en Guatemala 2011”, en el cual se demuestra que sólo 52 fallecimientos no pueden calificarse plenamente como femicidio, ya que se trataron de suicidios, accidentes o asesinatos cometidos por alguna mujer.
 
Según la definición en la ley guatemalteca, femicidio es la muerte violenta ocasionada en el contexto de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres. En Guatemala alrededor de 55 mujeres fallecen de manera violenta cada mes.
 
Otras conclusiones del análisis es que 149 del total de 660 víctimas no pudieron ser identificadas, 155 no eran originarias del departamento donde encontraron sus cuerpos, y 213 carecían de datos sobre su lugar de origen.
 
En opinión del GGM, con la falta de información se niega el derecho de sus familiares a conocer el paradero de las mujeres desaparecidas y posteriormente asesinadas.
 
En correspondencia con la Ley contra el Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer, aprobada en 2008, se están creando órganos jurisdiccionales especializados para conocer los delitos contemplados en la misma. Ahora existen juzgados y una Sala de Apelaciones.
 
En opinión de una de las investigadoras del estudio, Victoria Chaquín, con base en ese ordenamiento, de 134 delitos de femicidio se dieron 41 sentencias (33 por ciento), eso significa un avance en la tipificación del crimen y en agilizar los procesos judiciales.
 
Cabe señalar que la ley también establece que corresponde a la Coordinadora Nacional para la Prevención de la Violencia Intrafamiliar y en Contra de la Mujer (Conaprevi) impulsar la creación y el acompañamiento de los Centros de Apoyo Integral para Mujeres Sobrevivientes de Violencia (Caimus).
 
Actualmente existen cinco: en la capital guatemalteca, Escuintla, Suchitepéquez, Baja Verapaz y Quetzaltenango. Más de 15 mil mujeres recibieron acompañamiento entre 2008 y 2011, indica Cecilia Álvarez, integrante de GGM, quien asegura que existe la necesidad de ampliar la cobertura.
 
El objetivo de dichos centros es reguardar la vida y seguridad de las mujeres, además de dotar a las sobrevivientes de violencia de herramientas para que conozcan y ejerzan sus derechos. No se trata sólo de referirlas a otros lugares, sino de acompañarlas para que encuentren soluciones viales a la problemática específica que enfrentan, concluye.
 
*Este artículo fue retomado del periódico edición digital La Cuerda, miradas feministas de la realidad, año 14, número 160, Guatemala, octubre de 2012.
 
12/RED/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content