Inicio » En Zacatecas, 8.5 de cada 10 mujeres sufren violencia conyugal

En Zacatecas, 8.5 de cada 10 mujeres sufren violencia conyugal

Gloria Alicia Dueñas Martínez, encargada del Instituto Municipal de la Mujer (Inmun), informó que, de acuerdo a un estudio realizado a escala municipal sobre violencia hacia las mujeres en el ámbito conyugal, 8.5 de cada 10 mujeres vive esa situación.

El mayor porcentaje, 7.2 de lo señalado, tiene que ver con la violencia cruzada (varias formas de violencia), luego están la económica ?la que mayor índice registra?, emocional, sexual y física.

Señaló lo anterior con relación a la conferencia ofrecida el pasado 18 de junio en la Universidad Autónoma de Durango, Campus Zacatecas, sobre el perfil psicosocial del hombre violento.

Las características principales de un hombre violento derivan, en primer lugar, de la represión de los sentimientos o la no verbalización de las emociones, pues esto acarrea la incapacidad de comunicarle a su pareja qué le ocurre.

Pero el factor más importante es la falta de seguridad y la necesidad de control que tiene, acentuó. Dicha desvalorización tiene como consecuencia que, cuando la mujer sale del control del varón, se manifiestan las conductas violentas.

En esos casos, la mujer debe identificar los episodios de esta naturaleza, con la finalidad de tomar un plan emergente de seguridad y posteriormente solicitar ayuda externa, junto a medidas legales.

La depresión e inseguridad del hombre, añadió la funcionaria, proviene desde la familia, porque dentro de la cultura occidental, al menos, el sistema de creencias se basa en la supremacía del hombre.

Por ello la mujer, como reproductora de la educación al interior del hogar, nuevamente instruye a las y los hijos dentro de esa cultura machista. Es decir, mientras la madre permite a su hija llorar y mostrar debilidad, al hijo se lo impide.

Lo anterior marca patrones de conducta opuestos, el masculino y el femenino, pero a la vez complementados, aunque en una mala relación, lo cual puede cambiar el concepto de que el hombre tiene más libertad que la mujer.

Los hombres poseen aparentemente mucha libertad para hacer ciertas cosas, sin embargo todas esas libertades están supeditadas al concepto de masculinidad. Esto es, algunos hombres sólo van a lugares donde se prostituyen mujeres para mostrar su hombría, pese a que no quieran y se ponga en juego su estabilidad emocional.

Para tener un concepto de libertad adecuado se debe tomar en cuenta sobre todo que no sean dañadas terceras personas. “Lo que te haga sentir bien y no dañe a terceros ni a sí mismo es la libertad”.

Alicia Dueñas dijo que “estamos en un proceso de cambio y estamos fomentando, por lo pronto, como una medida de seguridad de toda índole, la resolución no violenta de conflictos”.

De ahí se delimita el espacio de cada persona y “aún tenemos mucho que reglamentar para dar un mapa general de qué puede hacer una persona y qué no, y con base a ello crear en las nuevas generaciones un sitio más acertado de cómo debes relacionarte con las otras personas”.

Además, un hombre violento puede llegar hasta el homicidio, pero cabe recordar que dentro de la violencia conyugal se dan ciclos, el primero de los cuales es la tensión, el segundo, la agresión o episodio agudo, y el tercero, la reconciliación, como la luna de miel.

Conociendo las conductas de un hombre violento, agregó, se puede evitar que crezca la indefensiónde la mujer y el homicidio a la misma.

El perfil de él posee varias señales: la primera es cuando obliga a la mujer a hacer algo en contra de su voluntad, desde la presión emocional, la desvalorización, minimización de lo que hace y siente, hasta la presión física o en el ámbito sexual.

En Zacatecas no existe registro de cuántos hombres violentos con su pareja pueden cometer homicidio, porque obedece a la historia de vida personal.

Tampoco, puede haber un solo perfil de ellos, pese a que hay características comunes, pues algunos sólo agreden emocional o sexualmente, no matan, mientras otros no demuestran su violencia, pero pueden llegar a asesinar. La sanción en la entidad por violencia familiar es de cinco a 50 salarios mínimos.

07/ARS/CV/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: