Inicio Enfrentan casi un millón 200 mil bolivianas embarazo adolescente

Enfrentan casi un millón 200 mil bolivianas embarazo adolescente

Por Isabel Soto Mayedo*

Casi 25 por ciento de las latinoamericanas y caribeñas -entre los 15 y 19 años de edad- enfrentan embarazos tempranos, gran parte de las veces no deseados.

En Bolivia, dos de cada 10 adolescentes están embarazadas y al menos 18 por ciento de las comprendidas en estas edades son madres o están embarazadas, lo que equivale a un millón 200 mil obligadas a enfrentar los retos de la maternidad, por lo general sin el respaldo del progenitor.

Según la Encuesta Nacional de la Adolescencia y la Juventud, de 2008, los clasificados como tal representan un tercio de la población en las 17 ciudades más importantes del país.

La insuficiente oferta de estudios superiores para mujeres y hombres de esta edad, es negativa para ambos, pero en el 49 por ciento de las jóvenes se suma el problema de continuar en las aulas porque al ser madres, tienen que cumplir con sus obligaciones domésticas.

De este modo, las adolescentes y jóvenes frenan sus oportunidades en el mercado laboral y ello las condiciona a realizar trabajos de baja calificación e ingresos por el resto de sus vidas.

Datos del Ministerio de Salud y Deportes, señalan que el 70 por ciento de los embarazos tempranos, son indeseados y responden a la ineficiente educación recibida o actos de violencia sexual pocas veces denunciados.

Las menores de edad que con mayor frecuencia se embarazan, son quienes nunca accedieron a la educación pública o privada, en una cifra cuatro veces mayor a las que acudieron a la enseñanza secundaria y superior.

En ocasiones, los embarazos no deseados en edades tempranas resultan de violaciones perpetradas por parientes, personas cercanas al núcleo familiar o desconocidos, ante lo cual muchas prefieren callar por prejuicios y buscar alternativas de solución favorables al desarrollo individual.

La legislación boliviana permite la interrupción de los embarazos para salvar la vida de la madre, preservar la salud física o en casos de violación o incesto.

DERECHOS SEXUALES

Una propuesta de Ley Marco sobre Derechos Sexuales y Reproductivos fue aprobada por el legislativo el 14 de mayo de 2004, por unanimidad, para solucionar la dispersión de las normas vigentes al respecto.

Sin embargo, el proyecto fue devuelto para su revisión por el ex Presidente Carlos Mesa (2003-2005), como respuesta a la oposición de las iglesias Católica y Evangélica, y otras fuerzas conservadoras.

La definición con respecto al tema quedó en manos del gobierno de Evo Morales, que concretó la conformación de un Estado laico respetuoso de la práctica religiosa, la educación y la salud pública, en particular la relacionada con las mujeres.

El Artículo 66 de la Constitución Política del Estado, aprobada en 2009, definió que se garantiza a todas las mujeres y a los hombres el ejercicio de sus derechos sexuales y sus derechos reproductivos, pero en la práctica se demostró la necesidad de retomar y legislar sobre el particular.

FRENAR PROBLEMÁTICA

El Ministerio de Salud y Deportes, a través de la Resolución Ministerial 0941, estableció que la atención al tema debe ser permanente, aunque se intensificará la cuarta semana de septiembre de cada año.

De acuerdo con el director General de Servicios de Salud, Jhonny Vedia, el bienestar de adolescentes y jóvenes constituye un desafío impostergable para el gobierno, por lo cual establecerán mecanismos tendientes a que estos ejerzan sus derechos con equidad.

La atención diferenciada a los comprendidos entre los 12 y 20 años de edad alcanzará el desarrollo de acciones preventivas y promocionales de la salud, a partir de alianzas intersectoriales y con redes sociales que viabilicen restablecer el diálogo generacional e intercultural.

Otra disposición con similares propósitos persigue fortalecer el Plan Nacional de Salud Integral para la Juventud y Adolescencia, que brinda atención diferenciada, oportuna y preventiva en todos los establecimientos de las redes de servicios del sistema sanitario nacional.

La familia juega un papel esencial en la educación de las futuras generaciones en todos los sentidos y, por supuesto, también en cuanto a la prevención de los embarazos tempranos.

(*)La autora es corresponsal de Prensa Latina en Bolivia

10/IS/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content