Inicio » Es algo personal

Es algo personal

Por Cecilia Lavalle*
eleccioneseu2016_01radiohcdotcu

A la menor provocación surge el tema en muchas mesas. Sólo que ya nadie se ríe ni lo minimiza con el ademán de quien espanta a una mosca. Incluso yo, que no sé nada del tema, he dicho parafraseando a Serrat: Entre ese tipo y yo hay algo personal.
 
Hasta hace poco, que el magnate norteamericano Donald Trump manifestara su intención de ser presidente de Estados Unidos causaba hilaridad, incluso compasión ante tal ingenuidad. Pero el tiempo demostró que en nuestro vecino país la ideología de la supremacía blanca goza de cabal salud entre amplios y poderosos grupos de su población.
 
La premisa de esa ideología es muy simple. La raza blanca es superior a cualquier otra raza. ¿Superior en qué? ¡En todo! ¿Por qué? Porque pertenecen a la raza blanca. ¿Y?
 
Y ahí termina la discusión, porque casi siempre quienes hacen las preguntas son quienes no pertenecen a esa raza y, dado que somos inferiores, ¿quiénes nos creemos para preguntar semejante cosa a alguien superior? Fin de la conversación.
 
La supremacía blanca no se sostiene bajo ningún argumento científico, mucho menos ético o moral. Y sin embargo, sin ningún pudor lo sostienen millones de personas alrededor del mundo. Es precisamente este argumento –disfrazado o no– bajo el cual se edifican todos los racismos, y otras discriminaciones, porque en esa ideología supremacista las mujeres blancas no valen lo mismo que los hombres blancos. “Las mujeres son en esencia, objetos estéticamente agradables”, Trump dixit.
 
Analistas de política y economía de medio mundo ya hacen cálculos de lo devastador que puede ser para el propio Estados Unidos y para otros países que Trump sea el próximo presidente de Estados Unidos, por sus diversas posiciones acerca de distintos temas, al margen o no de su ideología supremacista.
 
Pero para mí, que no sé nada de política norteamericana y ni siquiera soy ciudadana de ese país, el asunto se ha vuelto personal.
 
Y no sólo porque Hillary Clinton representaría un icono en el avance de los derechos políticos de las mujeres.
 
No sólo porque, sin lugar a dudas, es mucho más capaz que su adversario del partido Republicano.
 
Vamos, no sólo por lo que canta Joan Manuel Serrat en su canción Algo personal: “Hombres de paja que usan la colonia y el honor / para ocultar oscuras intenciones / tienen doble vida, son sicarios del mal. / Entre esos tipos y yo hay algo personal”.
 
Sino porque mi hijo y mi nuera viven legalmente en ese país.
 
Muchas amistades de nacionalidad mexicana viven legalmente en ese país. Muchas mujeres y hombres de nacionalidad mexicana, aportan lo mejor de sí cada día a ese país, vivan ahí legalmente o no.
 
Pero el señor Trump afirma que: “Cuando México manda a su gente, no envía a los mejores. Envían a gente con muchos problemas con los que nosotros tenemos que lidiar. Envían drogas, envían crimen. Son violadores y algunos, asumo, son gente buena".
 
Le voy a aclarar, señor Trump, que no los enviamos, se van porque su país les queda a deber. Y se están yendo las y los mejores, para desgracia nuestra y fortuna de su país. Algunos son delincuentes, asumo. Como también lo son algunos de sus conciudadanos. Pero la mayoría, asumo, son gente buena.
 
Así pues, que usted no sea presidente de Estados Unidos es un asunto personal para millones de personas latinas, africanas, caribeñas, norteamericanas, sudamericanas, europeas, árabes, asiáticas, nativas, indígenas, mestizas, católicas, protestantes, musulmanas, cristianas, judías, budistas, ateas, que opinamos que si usted representa a la raza superior, francamente nos queda muy por debajo.
 
Apreciaría sus comentarios: cecilialavalle@hotmail.com
 
*Periodista de Quintana Roo, feminista e integrante de la Red Internacional de periodistas con visión de género.
 
16/CLT/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más