Inicio Esposa denuncia desaparición de oaxaqueño en Tamaulipas

Esposa denuncia desaparición de oaxaqueño en Tamaulipas

Dos oaxaqueños, originarios de Huajuapan de León, región de la mixteca, fueron reportados como desaparecidos durante el trayecto de Matamoros, Tamaulipas, a esta entidad.

La esposa de uno de ellos, Julia González Pérez, detalló a la prensa que su cónyuge, Jair García Vásquez, viajó a esa entidad norteña a principios de noviembre del año pasado junto con Máximo Cruz López, quien lo contrató como mecánico y chofer para conducir un automóvil que compró en esa municipalidad mixteca.

Dijo que durante siete días de estancia en Matamoros, su esposo diariamente se comunicaba con ella —por mensajes de texto o por teléfono—, pero no dejaba pasar un solo día sin reportarse.

Explicó que Jair envió un mensaje de texto el 12 de noviembre, para avisar sobre su regreso ese mismo día a Huajuapan de León, pero después ya no supieron más de su paradero.

La mujer dijo que espera que las pruebas genéticas de sus hijos sean cotejadas con los restos de los más de 100 cuerpos hallados en fosas clandestinas en San Fernando, Tamaulipas, para poder encontrarlo.

A los dos casos anteriores se suman el de 10 personas, originarias de Zapotengo, San Pedro Pochutla, región de la Costa, desaparecidos en julio de 2010.

Por otra parte, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), recibió esta semana las pruebas genéticas de los 10 costeños, probablemente desaparecidos en su estancia en Matamoros, informó el subprocurador de Delitos de Alto Impacto, Artemio Alvarado Ramírez.

En entrevista con Cimacnoticias, el funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) detalló que este documento fue entregado —por segunda ocasión a la PGR— para la confronta del perfil genético de los cuerpos encontrados con el de los oaxaqueños extraviados.

La SIEDO es la instancia encargada de identificar los 120 cuerpos trasladados de Tamaulipas al Servicio Médico Forense del Distrito Federal, sin embargo, es una tarea que podría tardar más de 20 días, expuso Ramírez.

Explicó que las pruebas de ADN han pasado a constituir un elemento fundamental en investigaciones forenses, biológicas, médicas, de ingeniería genética y en todo estudio científico en el que se hace necesario un análisis genético.

Asimismo demandó la comprensión de los familiares quienes esperan resultados inmediatos porque la confronta es una tarea cuidadosa, además de que muchos de los cuerpos presentan un avanzado estado de descomposición.

Finalmente aseguró que la subprocuraduría a su cargo no ha recibido más denuncias de desaparición de oaxaqueños en Tamaulipas.

11/PB/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content