Inicio Estado de México

Estado de México

Por Marta Guerrero González

Los resultados de la pasada elección del Estado de México arrojan datos muy interesantes. El electorado opinó hasta en su decisión de abstenerse de votar.

En los bastiones de historia reciente para el Partido de la Revolución Democrática (PRD), a pesar de no tener en todos los casos buenos candidatos el efecto Obrador cobró magníficos porcentajes, es decir, la gente votó por el candidato presidencial de ese partido, esa es la primera lección.

La segunda oportunidad de reflexionar nos la dan los votantes del Partido Acción Nacional, si bien conservaron sus bastiones, el voto fue dado al partido, como fue el caso de Naucalpan, pues a pesar de la mala fama y repetidas criticas en los medios por su pasada administración, Durán arrebató el triunfo perdiendo simpatizantes que le quitó el PRD, digamos que el efecto Fox o la continuidad o la vocación conservadora de la región, se impuso al criterio de rendición de cuentas.

En el caso de Huixquilucan, la Alianza por México se llevó el triunfo y no así el actual presidente municipal, quien hizo campaña para ser diputado estatal, perdiendo y quedando a merced de una posible explicación por sus actos de gobierno, lo cual es sano para el municipio y, desde luego, para el país.

En cuanto al PRI, a pesar de los comentarios reiterados de Madrazo y del partido, en sentido contrario, el efecto de los escándalos del Gobernador Marín y la salida de Bernardo de la Garza de la campaña de Roberto lastimaron gravemente la oportunidad en las urnas para esa alianza.

El asunto merece pensamiento, pues si bien todos los partidos se encuentran a la baja, eso lo demuestra el gran abstencionismo, sí ayuda la selección de los candidatos y el desempeño durante las campañas, así como los recursos con los que se cuenten. Esto de los recursos, en verdad criticados con justeza, sigue siendo parte fundamental de las campañas.

Por todos lados piden cosas y se hacen los comparativos, incluso condicionan su voto, según los utilitarios que se repartan. Es muy escasa la cultura política de la sociedad y se destaca en las comunidades más pobres.

A pesar de la pérdida, debemos reconocer, que el PRI es el partido con la única estructura de base capaz de garantizar representantes en todas las casillas, capaz de movilizar al mayor número de simpatizantes.

Esta militancia existe, no es un fantasma como muchos quisieran, pero de alguna manera se sienten defraudados, sin aliento, sin ánimo para defender el voto.

¿Por qué? Muy simple, dos razones: la primera la historia no les ha hecho justicia, no han sido reconocidos; con alicientes económicos o ya sea con cargos o puestos que les reditúen algún beneficio. La segunda, no les gusta el candidato de su partido, ni los escándalos, ni algunos jerarcas de la estructura posicionada actualmente. Es decir, tienen partido el corazón en dos vertientes.

El PAN se libra de ese rompimiento y, si lo hay, carece de esas dimensiones. En el PRD consideran tener el mejor candidato, asombro parecido al de Fox con el PAN en tiempos de campaña, pero la lucha por los puestos y cargos es feroz, además, es el partido que menos militancia de base o mano de obra tiene a la hora de la elección.

El 44 por ciento no sabe si va a votar el dos de julio o por quién lo hará, ese margen es altísimo y seguramente inclinará la balanza a favor de alguno, quizás haya sorpresas. Aunque para que eso ocurra se necesita que las condiciones actuales cambien por completo. ¿Nada más?

*Periodista mexicana

06/MG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content