Inicio Estancado el combate a la pobreza en México

Estancado el combate a la pobreza en México

Por María de la Luz González

El combate a la pobreza, que el presidente Vicente Fox ubica como una de las prioridades de su gobierno, registra este año “pobres” resultados, pues si bien durante 2004 se registró una disminución, ésta ocurrió en el medio rural, mientras en las zonas urbanas, que concentran al 80 por ciento de la población, se mantuvo sin cambios.

Según el informe del Banco Mundial “Generación de ingresos y protección social para los pobres”, los mexicanos que sobreviven en pobreza extrema, es decir, que apenas pueden satisfacer los requerimientos mínimos nutricionales, representaron en 2004, 17.6 por ciento de la población, que frente al 24.2 por ciento reportado al inicio de la administración implica una reducción de 6.6 puntos porcentuales.

El documento sostiene que la reducción de la pobreza en el campo es resultado de las transferencias de recursos que reciben las familias, tanto por el envío de remesas de los emigrantes en Estados Unidos como de los programas gubernamentales. Pese a ello, destaca el organismo, en el país se ha agudizado la desigualdad, como lo evidencia la inequitativa distribución de los ingresos.

Isabel Guerrero, directora del BM para México y Colombia, explicó que la pobreza extrema en el medio rural afectó en 2004 a 27.9 por ciento de los 22 millones de personas que viven ahí, y consideró “significativa” la reducción, respecto a la cifra de 42.4 por ciento reportada en 2000.

Tomando en cuenta otros satisfactores, esto es, no sólo alimentación, sino también la educación, la salud, la vivienda y el transporte, la pobreza rural afecta a 57.4 por ciento de la población, y, por tanto, la reducción sería de 11.9 puntos porcentuales respecto del 2000.

La funcionaria dejó en claro que los factores que han contribuido a la reducción de la pobreza rural desde hace cinco años incluyen la estabilidad macroeconómica, el aumento de transferencias tanto públicas, como el programa Oportunidades, y las privadas, sobre todo las remesas enviadas de Estados Unidos por los emigrantes.

En el ámbito urbano, de acuerdo con el organismo, las cifras se han estancado, pues durante 2004 la pobreza extrema afectó a 11.3 por ciento de la población, proporción que hace cinco años era de 12.6 por ciento.

En cuanto a los indicadores de pobreza, al comienzo del sexenio 43.8 de cada 100 habitantes de las ciudades era pobre, proporción que en 2004 fue de 41.7.

“Estas bajas en las tasas de pobreza colocan a México en los niveles similares a los del éxito asiático, del que tanto se ha hablado -expuso Guerrero-. En México la reducción de la pobreza ha sido la más rápida de Latinoamérica”, añadió.

De acuerdo con Isabel Guerrero, la reducción de los niveles de pobreza en México registrada de 1999 a la fecha apenas ha servido para regresar a la situación que prevalecía antes de la crisis de 1995, año en que la economía nacional tuvo su mayor caída en 60 años.

Entre las causas por las que la pobreza no ha disminuido en el medio urbano, la funcionaria citó la evolución del mercado laboral y los trabajos productivos.

Precisó que el ingreso promedio aumentó desde 1999, pero no se ha recuperado entre los más pobres, quienes trabajan más que antes de la crisis, pero sus ingresos crecen menos que el promedio porque se han incorporado a empleos en los sectores de menor productividad.

El Informe sobre la situación social en el mundo 2005, divulgado la semana pasada por la Organización de las Naciones Unidas, confirma también la agudización de la desigualdad, particularmente en América Latina, región a la que caracteriza como la más inequitativa del mundo.

El documento señala que, pese a los altos niveles de gasto público social en la región, los beneficios no están llegando a los más pobres y, de hecho, grandes segmentos de la población de menores ingresos siguen siendo excluidos de muchas áreas de bienestar público.

2005/LG/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content