Inicio Estancias infantiles de Calderón, improvisación y fines electoreros

Estancias infantiles de Calderón, improvisación y fines electoreros

Por Rafael Maya

Detrás del programa de Guarderías y estancias infantiles de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) está la intención de socavar el derecho a la seguridad social y deslindar al Estado de su obligación de garantizar y ampliar la estructura institucional de guarderías del IMSS, ISSSTE y DIF, consideran legisladoras y expertas en seguridad social y derechos de la infancia.

“No se rompe con el círculo de la pobreza” en el que viven miles de trabajadoras que carecen de seguridad social, pues las encargadas de estancias infantiles carecen de prestaciones y seguridad social, afirman expertas.

Las guarderías son atendidas por amas de casa que reciben, de acuerdo con las Reglas de Operación del programa, un apoyo de hasta 35 mil pesos por parte de Sedesol para adaptar sus hogares como estancias y puedan operar mínimo durante un año.

Sedesol paga además a las responsables de la estancia 700 pesos por los servicios de cuidado y atención infantil. Pero, dicen las Reglas, el Gobierno Federal “apoyará a un máximo de 3 niños por hogar”.

PRIORIDAD

Para 2008, el Presupuesto de Egresos de la Federación contempló mil 500 millones de pesos para el Programa de guarderías y estancias infantiles de Sedesol; es decir, 22 por ciento de los 7 mil 24.8 millones aprobados por la Cámara de Diputados para programas de atención a las mujeres en dependencias federales.

Ningún otro de los 61 programas tiene un monto igual: los 11 programas del ramo 12, correspondiente a Salud para las mujeres, suman mil 597.7 millones de pesos; el ISSSTE cuenta con 158.3 millones de pesos, y Aportaciones a Seguridad Social (ramo 19) tiene sólo 1.5 millones de pesos.

Los recursos de estancias fueron negociados con la diputación del PAN, afirma Maricela Contreras, presidenta de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados, pues se pronunciaron por aumentar sustancialmente el presupuesto para dicho programa, que en un inicio contemplaba mil millones de pesos. Además, al igual que el Seguro Popular, el programa de estancias infantiles refleja una “visión privatizadora de los servicios que brinda el Estado”.

Estas estancias, considera la legisladora del PRD, “se crean al vapor” y cuestiona la capacitación que pudieran tener las responsables de las guarderías y la seguridad que brindan a niñas y niños. Sería mejor, dice, una política pública de apoyo a las guarderías institucionales de IMSS, ISSSTE o DIF, que manejan un concepto “más acabado” en atención.

Entre 2007 y 2008 se han abierto 6 mil 262 estancias que dan atención a 139 mil 302 menores de cuatro años, según datos oficiales, en contraste con las 1563 guarderías del IMSS en el país, que atienden de 229 mil 800 menores de edad. El ISSSTE tiene 157 a nivel nacional.

Esto indica, dice Hilda Rodríguez, investigadora del Programa Universitario de Estudios de Género (UNAM) que “de manera indirecta”, con esta propuesta de Calderón, el Gobierno federal está desmantelando el sistema institucional de guarderías, disminuyendo las responsabilidades del Estado en la protección social.

Para Rodríguez el sistema de estancias infantiles “es una copia” de experiencias de hace más de 20 años, como las guarderías comunitarias en las que las mujeres se organizaban para afrontar la falta de acceso a los servicios del IMSS, DIF o ISSSTE, ante el auge del trabajo informal.

María Luisa Gárate, presidenta de la Asociación Nacional de Guarderías, propone que se fortalezcan los sistemas de guarderías subrogadas del IMSS. Es “urgente” un incremento a la cuota de subrogación toda vez que con Vicente Fox sufrió una disminución de 27 por ciento, dice.

Angélica de la Peña, ex diputada federal y experta en derechos de la infancia, opina que con las estancias infantiles existe la “clara intención de volver al asistencialismo y desmantelar la política de seguridad social”. Más que una política integral de Estado, el programa es una “improvisación con fines clientelares y electoreros”.

DISCURSO PERVERSO

La investigadora del Departamento de Estudios de Población del Colegio de la Frontera Norte, Silvia López, abunda que las estancias infantiles o “guarderías caseras” tienen el propósito de crear empleos para las mujeres, pero –acota– se trata de empleos precarios, con salarios magros y sin beneficios sociales que “en algo contribuyen a paliar la pobreza, pero no a erradicarla”.

La autora de “Pobreza, Familia y Políticas de Género. El Programa Jefas de Familia en Tijuana”, opina que el sistema de estancias “tiene algo de perverso” porque entre los requisitos para obtener el beneficio de guardería está no tener acceso a la seguridad social.

“La paradoja es que el servicio pretende apoyar a las madres para que salgan a trabajar, sin embargo las condena al sector informal ya que si obtienen un empleo formal se supone que tienen acceso a la seguridad social, entonces pierden el beneficio del sistema de guarderías infantiles”.

CUIDADORAS POR SIEMPRE

Además, López observa que detrás de las “buenas intenciones” del sistema hay un “objetivo velado” de seguir responsabilizando a las familias y a las mujeres del cuidado y atención de las y los hijos, y reforzar así los roles tradicionales de género.

Norahenid Amezcua, especialista laboral y en seguridad social, agrega que las estancias infantiles forman parte del discurso y la ideología “conservadora” del PAN que encasilla a las mujeres en el cuidado de las y los niños como una actividad “exclusiva” de ellas.

El empleo que se otorga a las amas de casa en las estancias “no abona a la participación democrática de hombres y mujeres” en el cuidado infantil, subraya la autora de “La nueva Ley del ISSSTE comentada”.

Las expertas consultadas coinciden: las trabajadoras requieren una política de generación de fuentes de empleo, desarrollo industrial y nuevas empresas que se articulen al sistema de protección social, mediante las aportaciones obrero patronales que faciliten la creación de espacios con calidad y calidez para sus hijas e hijos.

08/RM/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content