Inicio EU, encontrado culpable de crímenes en el Foro Social

EU, encontrado culpable de crímenes en el Foro Social

Por Miriam Ruiz

Estados Unidos ha sido juzgado culpable de cientos de crímenes por decenas de miles de mujeres, famosas o anónimas, en las cuatro primeras jornadas del Cuarto Foro Social Mundial (FSM) que reúne en la mayor ciudad de la India a cien mil activistas de todo el planeta.

A lo largo del fin de semana, mediante el Tribunal de las Mujeres contra los Crímenes de Guerra Estadunidenses y un pánel que reunió a cinco de las más connotadas feministas de Asia con 15 mil personas, continuaron las acusaciones hacia el gobierno estadunidense por sus ambiciones imperialistas que atentan contra los derechos humanos de la población, pero ponen en especial vulnerabilidad a las mujeres.

A diferencia de los tres primeros foros sociales de Porto Alegre, Brasil, el nuevo escenario militar desatado por Estados Unidos en Medio Oriente ha puesto la atención del movimiento de mujeres en el antibelicismo y la exigencia de paz, así como por un mundo sin violencia hacia ellas.

Hasta Mumbai, hoy centro financiero e industrial con una población de 15 millones, llegaron las mujeres de Iraq, Palestina y Afganistán para recordar la carga adicional física y emocional que llevan frente a los conflictos de sus naciones.

SESENTA AÑOS DE CRIMENES

El Tribunal de las Mujeres contra los Crímenes de Guerra Estadunidenses tuvo a Ramsey Clark, ex procurador de ese país, como uno de los jurados de esta corte simbólica que durante casi ocho horas de testimonio falló contra Estados Unidos, con el apoyo de dos centenares de organizaciones de mujeres en el mundo.

También fungieron como jurados Fátima Meer, perseguida en Sudáfrica durante el Apartheid; el senegalés Samir Aman, la eurodiputada Luisa Morgantini, Genevieve Vaugan, ex asistente al secretario general de la ONU; Bliajana Kasic, de Croacia, y la ex presidenta vietnamita Nguyen Thi Binh.

“La invasión a Polonia (Segunda Guerra Mundial), juzgada por el Tribunal de Nuremberg, fue modesta comparada con las invasiones a Afganistán e Irak, dijo Clark, quien renunció a su cargo en los años 70 ante las prácticas bacteriológicas de su país en Vietnam.

Los crímenes de Estados Unidos incluyen asesinatos y masacre, ejecuciones sumarias o, al estilo cowboy, gente que “corrió otra suerte”, así como por los abortos forzados como resultado del uranio en Iraq.

Estos tribunales de las mujeres traen los testimonios para nombrar los crímenes y pedir reparaciones, sobre todo, para “retar las formas del amo”, según Corinna Kumar, organizadora de este tribunal precedido por otros 17 en los pasados 10 años sobre violencia de género, principalmente.

George Bush “prometió que no iba a haber muertos y cuatro mil personas murieron en actividades militares. Por supuesto, son mujeres y niños”, se quejó amargamente Sahar Sabbab, integrante de la Asociación de Mujeres Revolucionarias de Afganistán (Rawa, por sus siglas en inglés).

Afrah Abdul Moneem, una niña de siete años, murió el pasado 10 de septiembre pasado en Abu Grhiev, Iraq, por causa de una bala perdida de soldados de Estados Unidos, según un informe que registra 82 casos de diversos incidentes contra la población, dos de ellos a mujeres, entre mayo y octubre del año pasado.

“Las fuerzas de ocupación, bajo la Convención de Ginebra, son responsables de la seguridad de la gente que vive en el país ocupado. Las balas perdidas normalmente afectan a civiles inocentes, y si no se toman pasos serios para confrontar a las unidades militares responsables por estos tiroteos, habrá un aumento en el número de violaciones perpetradas contra las personas, de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, instancia independiente.

“En Vietnam viven hoy cerca de 150 mil menores con defectos congénitos a causa del Agente Naranja utilizado por Estados Unidos en la guerra, mismo que fue rociado incluso con aviones de carga que podían llevar hasta 30 toneladas de esta sustancia, lo que ha provocado que existan familia con cuatro, cinco o incluso 10 menores con problemas, sostuvo aquí Le Thi Quy, directora del Centro de Investigación sobre Género y Desarrollo.

“Miles de personas habían brincado al río para hallar alivio a sus quemaduras, y el río se atascó con cadáveres flotantes. Todos los puentes y caminos estaban cubiertos con cuerpos ennegrecidos y quemados”, de acuerdo con Ryuma Miyanaga, que era un joven de 15 años cuando estalló la bomba atómica en Hiroshima, Japón, en 1945.

Esos son algunos de los testimonios que se dieron a conocer, así como dos informes de Cuba y Corea del Norte sobre uso de guerra bacteriológica y armamento químico que encuentran difícil de comprobar.

MUSULMANAS CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO

Entre estas destacadas musulmanas está Shirin Ebadi, Premio Nobel de la Paz que lanzó la primera denuncia en la sesión inaugural el pasado viernes 16 de enero al pedir rendición de cuentas a Estados Unidos.

Así como la secretaria general de Amnistia Internacional, Irene Khan, quien comprometió durante el pánel Guerras contra las Mujeres, Mujeres contra la Guerra este domingo a las 15 mil personas reunidas en el foro Maidan para impulsar una campaña 2004 contra la violencia de genero.

Francine, una campesina del Congo, fue violada por varios integrantes de una milicia a los 28 años de edad. Su esposo la repudió por considerar que la habían manchado.

Mientras que Yamila vive en una prisión de Kabul, Afganistán, no para pagar un crimen sino como única alternativa de protección a su vida por haber manchado el honor de su familia.

Como ella había 28 mujeres en esa prisión, y cuando fueron liberadas las familias asesinaron a cinco de ellas, y otras optaron por regresar.

De esas guerras habló también Irene Khan al lamentar que todos los conflictos armados provoquen retrocesos en la vida de las mujeres y alimenten los fundamentalismos.

Antes Nawal El-Sadaawi, escritora egipcia perseguida, criticó que todos los preceptos religiosos, sean musulmanes o cristianos, oprimen a las mujeres, mientras que la escritora india Arundhati Roy –la más aclamada de la noche— expuso la barbarie ocurrida en el norteño estado de Gujarat, India.

En 2002, una persecución contra musulmanes, bajo el desdén del partido gobernante, causó la violación masiva y quema de mujeres, así como que les abrieran el vientre a las embarazadas. El crimen está impune y el partido fue reelecto.

Cuatro especialistas iraquís, invitados a hablar sobre la situación del país, no pudieron llegar al FSM ante la negativa de visa por el gobierno de la India.

04/MR/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más