Inicio Explotación sexual de mujeres, más rentable que la droga

Explotación sexual de mujeres, más rentable que la droga

Por Lucrecia Maldonado

El fiscal especial para la Represión de los Delitos Económicos Relacionados con la Corrupción en España, Carlos Castresana, reconoció que el tráfico de mujeres ha comenzado a reemplazar a grandes pasos al de la droga. Se trata –dijo- de un negocio más rentable que deja millonarios beneficios con escasos riesgos.

El mercado del sexo y la explotación de las mujeres se ha convertido en un fenómeno creciente en manos del crimen organizado. Se estima que en los próximos años este fenómeno –que se nutre de inmigrantes extranjeras–, se convertirá en el principal negocio de las mafias dispuestas a desechar el tradicional traslado de droga para refugiarse en el tráfico de seres humanos, dijo.

Mujer, de entre 19 y 25 años, extranjera, controlada por las mafias y con cargas familiares en su país es el perfil de la prostituta que trabaja en las calles de Europa y Estados Unidos.

En entrevista con Cimacnoticias durante su reciente estancia en México, el fiscal afirmó que “con la explotación sexual de mujeres en Europa, es decir prostitución controlada por el crimen organizado, los grupos perciben unos beneficios superiores a los 8 mil millones de dólares anuales”.

“En Europa cada trabajadora sexual deja un beneficio de 100 mil euros por año a cada proxeneta y, cada uno de ellos regenta al menos de 20 a 25 mujeres”, según se desprende del informe El oficio de la prostitución en Navarra, estigmas y modo de vida” elaborado por un grupo de investigadores en 2003.

Las ganancias son alarmantes. Se calcula que en todo el mundo la industria del sexo (mujeres, hombres y niñas y niños) mueve anualmente más de 77 mil 500 millones de dólares.

Castresana insistió no obstante que “el trafico de mujeres para insertarlas en el oficio de la prostitución es un negocio próspero, muy rentable y muy poco peligroso porque es muy poco perseguido”.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), señala que el trabajo forzoso, la esclavitud y el tráfico criminal de seres humanos, especialmente de mujeres, esta creciendo con la mundialización adoptando nuevas e insidiosas formas.

“Hay una tendencia creciente a disminuir la actividad tradicional del trafico de drogas, entendiendo como tal la fabricación de sustancias de estupefacientes de origen vegetal producida en los países subdesarrollados para posterior transporte y distribución en los países desarrollados”.

Tendencia que esta siendo sustituida por la fabricación, en los países desarrollados de drogas sintéticas, de laboratorio, en consecuencia los grupos de crímenes organizados no por ello van a disolverse sino que se están reciclándose hacia otra clase de trafico como es el trafico de seres humanos”, apuntó Castresana.

Y agrega “como medio de supervivencia o como fuente de ingresos, las mujeres se ven obligadas a recurrir a la prostitución.

La mayoría cae en manos de redes que reclutan, transportan y venden mujeres fuera de las fronteras nacionales. Estas redes engañan a sus víctimas con falsas promesa. Se les quita los pasaportes, se restringen sus movimientos y se les retienen los salarios quedando a merced del traficante. En otras ocasiones se revende la deuda de las mujeres a otras mafias quedando atrapadas en un ciclo de perpetua servidumbre”.

Dijo que en él ultimo informe presentado a la Comisión de Derechos Humanos de Ginebra este mismo año “existe una fuerte preocupación en el tema de inmigración, y específicamente en lo que se refiere a la explotación sexual de las mujeres porque estamos hablando de una situación de desprotección total por el mero hecho del ejercicio de la prostitución, que es un trabajo de riesgo, y porque, se trata de mujeres que no tienen respaldo ni de sus países de origen ni en los países de destino”.

“Los reclutadores de mujeres que llegan de África, Asia, Europa Occidental o de Latinoamérica, mantienen con ellas esa relación diabólica de protección-explotación y los grupos organizados realizan una actividad muy ligada a la esclavitud con privación de la libertad” señaló el jurista.

Al hablar de México, Castresana dijo que “es un país de paso de toda la inmigración ilegal que va de Centroamérica y de Sudamérica hacia Estados Unidos y expulsor de migrantes por eso debe ejercer un doble control. Los grupos organizados que trafican con mujeres para introducirlas en el negocio de la prostitución son un peligro y una realidad que hay que combatir”.

“El fenómeno de la trata de personas corre paralelo con el aumento de las migraciones trasnsfronterizas y especialmente con la denominada feminización de las migraciones, los puntos de partida suelen ser los países pobres y los lugares de destino, por lo general los centros urbanos de los países ricos”

En ese contexto –abundó el jurista español–, la Convención de Palermo, ha tratado de armonizar las legislaciones y ha incrementado la coordinación y cooperación con los organismos encargados de reprimir el crimen organizado en los diferentes países.

Además tiene disposiciones específicas destinadas a la migración ilegal de mujeres, “Hay ya instrumentos jurídicos que no sólo contemplan esa realidad sino que buscan remedios o paliativos a través de la cooperación judicial y policial y con el intercambio de información. En la medida que el crimen organizado es multinacional, la respuesta debería ser igual”

Además, Castresana recalcó “México no ha ratificado el Estatuto de Roma , único país de América Latina que no lo ha hecho. El Estatuto de Roma, es un avance histórico en materia de tribunales internacionales”.

“Es absurdo, agregó, que México no este en el sistema de justicia internacional. Tiene dificultades para que su Congreso ratifique el tratado y, la verdad es que no hay ninguna razón jurídica, ni ninguna razón política. El discurso de soberanía que suele invocarse en estos casos es un discurso que pertenece al siglo XIX.

“Las únicas fronteras que quedan son las que separan al pobre del pastel como decía el poeta”, finalizó.

2004/GV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más