Inicio Explotación y despidos contra mujeres en maquiladora poblana

Explotación y despidos contra mujeres en maquiladora poblana

Por Hypatia Velasco Ramírez/enviada

En la empresa Vaqueros Navarra, perteneciente a Grupo Navarra, uno de los más importantes en la industria maquiladora de esta localidad, 400 trabajadoras y trabajadores hicieron uso de sus derechos laborales para detener el hostigamiento de que eran objeto y por ello fueron despedidos.

Anteriormente la empresa, que maquila ropa para marcas norteamericanas como GAP y Levi´s, otorgó la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo a un sindicato “fantasma” perteneciente a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) que nunca veló por sus derechos, por lo que las y los trabajadores decidieron que fuera el Sindicato 19 de Septiembre quien los representara, lo que provocó el inicio de los despidos.

La industria maquiladora llegó a Tehuacán hace 30 años, convirtiendo a esta entidad en una de las tres más importantes en el ramo. Grupo Navarra y Grupo Famián, de origen libanés, fueron los primeros en asentarse, según el documento La industria del vestido en Tehuacan, incluido en el portal maquilasolidarity.org.

Cerca de 450 empresas maquiladoras se encuentran ubicadas principalmente en Tehuacan, en colonias y localidades poblanas como San Lorenzo Teotipilco, Magdalena Cuayucatepec, San Pedro Acoquiaco, Nicolás Tetitzintla, San Diego Chalma, Santa Cruz Acapa, Santa María Coapan y Santa Catarina Otzolotepec

En ellas laboran alrededor de 45 mil trabajadoras y trabajadores, cifra aproximada debido a que las instancias gubernamentales y patronales sólo toman en cuenta la fuerza laboral registrada en el Seguro Social o en las nóminas de las maquiladoras establecidas de manera legal.

En Vaqueros Navarra, las y los trabajadores se inconformaron con el sindicato de la CROC porque las quejas de maltrato y de malas condiciones laborales no fueron escuchadas.

Denunciaron entonces esta situación ante las empresas norteamericanas para las cuales maquila la empresa y exigieron un recuento para determinar si el sindicato de la CROC merecía la titularidad del Contrato Colectivo. Éste, en respuesta, advirtió que, de ganar en el recuento, habría despidos.

Por ello, las y los empleados exigieron que la votación para elegir un nuevo sindicato no se realizara dentro de la empresa, sino en otro lugar donde se garantice la libertad sindical y se respeten los votos que se hagan a favor del sindicato 19 de Septiembre, del Frente Auténtico del Trabajo (FAT), refirió Martín Barrios presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacan.

La petición no es extraña, pues quienes decidieron afiliarse al sindicato 19 de Septiembre fueron despedidos, acusados de detener la producción con el fin de exigir el reparto de utilidades, aunque éstas ya habían sido entregadas un mes antes, señaló Barrios al finalizar la audiencia de testimoniales que se llevó a cabo la semana pasada, en la Junta especial No. 7 de Conciliación y Arbitraje del estado de Puebla.

No obstante, las pruebas que presentó la empresa durante los testimoniales para inculpar a las y los trabajadores empezaron a caer: los testigos de Vaqueros Navarra –Carlos Ramírez, Eustaquio Méndez y Rufino Sánchez– se contradijeron en los hechos, en los lugares y en las circunstancias, lo que “nos da la certeza de que mienten y nos confirma que a las y los trabajadores los despidieron por afiliarse al sindicato 19 de Septiembre”, asegura Barrios.

Eustaquio Méndez y Rufino Sánchez, miembros activos de la CROC, han amenazado a las y los trabajadores: si no votaban por su sindicato en la fecha de recuento entonces serían despedidos. Lo han cumplido en el caso de 400 personas.

Asimismo, el dueño de la maquiladora amenazó con cerrar la empresa si ganaba el sindicato 19 de Septiembre. Al respecto, las marcas GAP y Levi´s han asegurado que si cierra la empresa sería una decisión de la patronal que puede afectar las relaciones de negocio entre ellos.

LA JUNTA ¿CÓMPLICE?

Barrios asegura que, a pesar de las amenazas, 50 empleadas y empleados despedidos que interpusieron una denuncia para su reinstalación continuarán con la demanda. Y dijo que la Junta Especial, a cargo de Alejandro Conde Hernández, está informando sobre las demandas presentadas por las y los trabajadores.

Al finalizar los testimoniales, 10 empleadas y 2 empleados despedidos se reunieron con Conde Hernández para manifestarle que la Junta a su cargo estaba recibiendo dinero del personal de la empresa, hecho del que han sido testigos, señaló Aurelia Ramos, quien laboró 7 años en la empresa hasta que fue despedida.

Durante la reunión, Conde Hernández aseguró que su “privilegio son las y los trabajadores”. Asimismo aseguró que él siempre “se ha mantenido a favor de las y los trabajadores pues es un hombre sensible a los problemas laborales”

Sin embargo, Aurelia Ramos aceptó que no siente confianza ante la forma en que se ha manejado Conde Hernández, pues su nombre está siendo utilizado dentro de la empresa como una persona que les informa lo que está sucediendo.

“No tenemos confianza en él porque ha habido una serie de arbitrariedades. Al principio de esta lucha él dio muchas largas, se declaró incompetente. No le creemos nada”, dijo a Cimacnoticias.

EL 19 DE SEPTIEMBRE, LA OPCIÓN

El sindicato 19 de Septiembre, que pertenece al FAT, nació después del terremoto que colapsó a la Ciudad de México en septiembre de 1985 cuando las instalaciones de varias maquiladoras se derrumbaron en la avenida Tlalpan, en una zona cercana al Centro Histórico. Ante la tragedia, los patrones sólo sacaban su maquinaria y no se ocupaban de los cadáveres de las obreras que quedaron sepultados.

Fue así que las trabajadoras se unieron para sacar los cuerpos de aquellas mujeres y luego se organizaron en un sindicato independiente, logrando que los patrones indemnizaran a las familias de las obreras fallecidas durante el terremoto. Por eso, dice Aurelia, elegimos que este sindicato tenga la titularidad del contrato colectivo de Vaqueros Navarra.

Aurelia asegura que nunca fueron notificados de que contaban con un sindicato. Las y los trabajadores supieron de su existencia debido a los conflictos que surgieron dentro de la empresa. No obstante, aunque nunca les cobraron las cuotas de la organización sindical, tampoco recibieron su apoyo, apunta.

La primera vez que la CROC se presentó ante las y los empleados fue cuando éstos realizaron un paro en la empresa demandando el aumento del salario. Entonces las y los empleados “repudiaron” a su sindicato debido a que nunca vio por ellos.

Por ello, fueron las mujeres quienes buscaron el apoyo de Martín Barrios para asesorarse y poder defender sus derechos, como consecuencia, cuando llegó la última auditoría, realizada por la empresa Verité, las y los trabajadores decidieron hablar sobre su situación laboral.

Ante los resultados, las marcas de ropa realizaron una serie de recomendaciones que la empresa debía llevar a cabo, pero hasta ahora, coinciden las y los empleados, dichas recomendaciones no se han realizado.

Las y los despedidos actualmente están buscando que las marcas transnacionales se integren a su lucha y sepan que están siendo violados sus códigos de conducta y los derechos de las y los empleados dentro de Vaqueras Navarra.

Conforme se fueron afiliando al nuevo sindicato –19 de Septiembre– empezaron los despidos, de 10 en 10 personas, todos identificados a través de la CROC, explica Aurelia.

07/HVR/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content