Inicio Falta una mirada de mujer para este milenio

Falta una mirada de mujer para este milenio

Por Sonia Borjas

Las políticas encaminadas a combatir la pobreza, proteger la salud, fomentar el trabajo, la educación y las oportunidades políticas, y la definición de los presupuestos de género, entre otras, requieren en este milenio de una mirada de mujer.

Así lo afirmó María Elena Chapa, presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres en Nuevo León al dar su mensaje de bienvenida a las asistentes al Congreso Internacional para Apoyar la Armonización de las Legislaciones Locales con los Instrumentos Internacionales en Materia de Derechos Humanos de las Mujeres, el cual se celebró en esta ciudad y en el que participaron los estados de Aguascalientes, Coahuila, Durango, Nuevo León y Tamaulipas.

Agregó que los asuntos de las mujeres son de la sociedad y forman parte de los derechos humanos; por tanto, es indispensable buscar su respeto y pleno ejercicio. Apuntó también que la violencia y la trata de personas -temas de análisis y propuestas dentro del Congreso- son parte de la agenda mundial de género junto con otros mínimos indispensables de justicia social.

En Nuevo León, la equidad de género implica luchar contra la discriminación de las mujeres y garantizarles los mismos derechos, oportunidades, decisiones, trato y beneficios del desarrollo que a los hombres, dijo.

Al respecto, refirió que el Plan Estatal de Desarrollo establece dos líneas de acción para favorecer los derechos de las mujeres: “promover que en el marco jurídico estatal sean incorporados los compromisos internacionales suscritos por México, así como aquéllos de carácter nacional en materia de derechos de las mujeres, equidad de género y violencia familiar”, y “difundir, sensibilizar y concienciar a los funcionarios públicos de los tres poderes del Estado sobre los compromisos internacionales de protección y apoyo a las mujeres”.

Este congreso, aseguró, cumple ambas estrategias, y por ello agradeció a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), al Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) y al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) la revisión de dos herramientas internacionales vinculadas a los derechos humanos de las mujeres: la Convención para Erradicar la Violencia Contra las Mujeres y el Protocolo sobre la Trata de Personas, especialmente las mujeres, los niños y las niñas.

Ambos instrumentos contienen artículos que garantizan el derecho a una vida libre de violencia y la protección a los seres humanos contra la explotación, así como el libre tránsito y el valor de la propia identidad, entre otros aspectos; los dos mecanismos se constituyen en ley para la República Mexicana.

En el acto, el gobernador de Nuevo León, José Natividad González Parás, estableció que no se puede concebir una sociedad, justa, equitativa y moderna si no logramos que haya equidad de género y que la mujer tenga el lugar que se merece.

05/SB/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content