Inicio » Familia Buendía advierte amenazas por buscar justicia

Familia Buendía advierte amenazas por buscar justicia

Por Sonia Gerth
IrineaBuendia_soniaGoht

Irinea Buendía Cortés, madre de Mariana Lima, víctima de feminicidio en el Estado de México en 2010, denunció que su familia recibió nuevas amenazas ante la inminente sentencia contra el acusado del crimen de su hija.

En conferencia de prensa junto con organizaciones civiles, la defensora y su hija, Guadalupe Michel Buendía, relataron que desde el día que el cuerpo de Mariana fue hallado y la familia puso en duda la teoría de que se suicidó la ex pareja de la víctima, el policía judicial, Julio César Hernández Ballinas, empezó a intimidarlas.

La semana pasada, el 13 de diciembre, relató Guadalupe Michel, recibió una llamada en la cual la amenazaron y dijeron que la estaban vigilando. En los días siguientes, la volvieron a marcar desde el mismo número, hechos que junto a la abogada de la familia, Ana Yeli Pérez Garrido, la llevaron a denunciar las amenazas ante las autoridades.

Las amenzas contra Irinea Buendía, su hija Guadalupe Michel y el resto de su familia llegó a tal grado que ameritó medidas de protección otorgadas por parte del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas.

En agosto del año 2017, el hijo de Irinea, Aurelio Michel Buendía, fue agredido por personas desconocidas cuando regresaba a su casa. Lo golpearon y le dejaron heridas con arma cortopunzante en la cabeza; mientras lo agredían le advirtieron: “Deja tu pinche juicio pendejo contra Ballinas”.

Irinea y su familia tienen medidas de protección pero con irregularidades. Por ejemplo, hace seis meses, narró Guadalupe Michel, hubo un cambio de comandantes en su localidad, y el nuevo funcionario determinó sin previo aviso que sólo le iban a otorgar 12 horas de custodia en vez de 24, por lo tanto, ellas no tienen protección durante la noche.

La familia Buendía ha denunciado en varias ocasiones que el presunto feminicida de Mariana, Julio César Hernández Ballinas, cuenta con redes de apoyo, aún cuando está en reclusión desde el 23 de junio de 2016. Desde que fue trasladado al Centro Penitenciario Neza-Bordo en el Estado de México se han perpetrado nuevas agresiones contra la familia.

En rueda de prensa junto con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) y la Red “Todos los derechos para Todas y Todos” (Red TDT), la abogada Ana Yeli Pérez Garrido relató que el 14 de diciembre informaron de las amenazas a la jueza del caso Mariana, Yolanda Romero Vásquez.

La familia y sus abogados pidieron que se otorgara una orden de restricción para que Hernández Ballinas y otras personas cercanas a él se abstuvieran de realizar actos que puedan presentar una amenaza a la familia Buendía. También pidieron se diera vista de estos hechos al Ministerio Público.

El 18 de diciembre la jueza negó la solicitud. “Lo grave no es solamente la negativa, es la argumentación”, advirtió Pérez Garrido. La jueza, dice la abogada, confundió los principios de denuncia y órdenes de protección, dio la carga probatoria a las víctimas, cuestionó la defensa legal y negó que Guadalupe sea víctima indirecta del feminicidio de su hermana.

Esta argumentación representa una grave violación a la debida diligencia, opinó la abogada, en particular porque el caso de Mariana llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), tribunal que en un fallo histórico a través de la sentencia 554/2013 ordenó reabrir el caso e investigarlo como feminicidio, al mismo tiempo que ordenó a las instancias investigar con perspectiva de género.

La jueza Romero Vásquez demostró con esta argumentación que no tiene esta perspectiva de género. “Me causa enojo, molestia y horror de ver esas declaraciones tan temerarias”, dijo Irinea Buendía y citó el Artículo 4 de la Ley General de Víctimas, que da una clara definición de una víctima indirecta. Agregó que el hostigamiento no se dirige a ella directamente pero “van contra quien me duela más”, porque “el asesino de mi hija sabe perfectamente quien es mi familia y dónde los puede ubicar.”

Ante las amenazas, dijo que no iba a ceder pero pidió una respuesta a las autoridades del Estado de México y de la Federación para garantizar la integridad física de su familia.

Maria de la Luz Estrada, coordinadora del OCNF, agregó que el Mecanismo de Protección se tardó demasiado en responder y denunció que les dió una cita hasta 2019 para realizar un nuevo análisis de riesgo.

Las defensoras coincidieron en que el riesgo de la familia Buendía aumentó debido a que se encuentran en la recta final del proceso, y que “Hernández Ballinas siente que se avecina la sentencia”. La abogada Pérez Garrido refirió que se acerca el cierre de instrucción final, luego vienen las conclusiones del Ministerio Público, la parte acusadora, y la defensa, y después existe un plazo para emitir la sentencia.

Dijo que las representantes legales tienen confianza en que existen las pruebas contundentes para sentenciar a Hernández Ballinas, pero aseguró que preocupa la falta de perspectiva de género de la jueza.

 

18/SG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más