Inicio » Feministas exigen no solo paridad electoral, también educativa, política y doméstica

Feministas exigen no solo paridad electoral, también educativa, política y doméstica

Por Anaiz Zamora Márquez
martalamas03cesarmartinezlopez

Las mujeres deben abandonar la idea de que sus derechos políticos se limitan a la conquista de más espacios de elección popular y deben enfocarse a lograr una ciudadanía real, que abarque la paridad entre lo público y lo privado, e incluya su posibilidad de decidir sobre “el uso sexual y reproductivo de su cuerpo”.
 
Así lo dijo la antropóloga y feminista Marta Lamas, al participar en el Coloquio Internacional para Conmemorar el 60 aniversario del Sufragio Femenino, donde explicó que para las feministas actuales el tema de una paridad en candidaturas y en órganos de dirección partidista ha quedado rebasado, y que un elemento fundamental de la ciudadanía es la autonomía.
 
Si la reforma al Artículo 34 de la Constitución mexicana, del el 17 de octubre de 1953, otorgó a las mujeres una ciudadanía sin restricciones, no sólo el derecho al voto, cómo es posible que la lucha por los derechos políticos se reduzca sólo al sufragio y a la posibilidad de tener un cargo de representación popular, criticó Lamas.
 
La verdadera paridad no abarca solamente el 50 por ciento electoral y está compuesta por tres elementos: paridad educativa, política y doméstica,  y lograr la igualdad sustantiva no es sólo un tema de mujeres, sino de toda la población  pues “no hay política que aguante el discurso de un sólo sexo”.
 
La presencia de más mujeres en espacios legislativos no necesariamente garantiza la discusión o aprobación de políticas públicas sobre las problemáticas más apremiantes para la población femenina, porque  “un cuerpo de mujer no garantiza un pensamiento feminista o progresista”, aseveró.   
 
Explicó que aunque en las leyes tanto hombres como mujeres gocen de una supuesta igualdad política, esa igualdad sustantiva no existe en realidad y existen partidos políticos, dijo, que para “cumplir las cuotas” colocan a mujeres que no cuentan con la preparación o visión necesaria.
 
Al carecer del derecho fundamental de la autonomía y de la capacidad de decidir sobre su cuerpo, afirmó la también fundadora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), las mujeres de varios estados del país están imposibilitadas para decidir sobre la interrupción de su embarazo, aún cuando este represente riesgos para su salud o derive de una violación sexual.
   
“Sí, sí queremos más mujeres, sentenció, pero lo que realmente nos interesa es más personas con un pensamiento progresista y a favor de las mujeres” que coloquen las problemáticas que hasta el momento no se han tomado en cuenta, como la división del trabajo en el ámbito privado y las responsabilidad en el cuidado de los seres vulnerables del hogar.  
 
Por ejemplo, se debe trabajar para que los hombres asuman su responsabilidad en el ámbito privado, un tema que no ha sido abordado de manera adecuado y que permanece invisible para la sociedad.
 
13/AZM/GGQ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: