Inicio Fox: tres años de abandono de la educación pública

Fox: tres años de abandono de la educación pública

Por Miriam Ruiz

Los primeros tres años del gobierno conservador de Vicente Fox pasarán a la historia como el trienio del abandono de la educación pública, mientras las fuerzas de la derecha trabajan en reproducir sus valores desde la familia y el programa Proequidad es letra muerta en la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Según cifras recientes publicadas por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) –encargado de velar por la equidad de género en el gobierno– 11.3 por ciento de mujeres mayores de 15 años no saben leer ni escribir un recado y 42.8 por ciento no terminó la primaria completa frente a 7.4 por ciento de hombres analfabetas y 42 por ciento sin primaria completa.

A la fecha, nueve por ciento de las niñas entre seis y 14 años no asiste a la escuela, frente a 8.4 por ciento de varones en la misma situación.

Como suele ocurrir, los estados más depauperados presentan los mayores rezagos: Chiapas donde 17.5 de cada 100 niñas en edad escolar no va a la primaria y tiene una tasa de marginación entre niñas y niños de 3.2; Oaxaca con una tasa de rezago de 1.7 entre hombres y mujeres. En la misma tasa le siguen Puebla (1.59), Tabasco (1.3) y Campeche (1.1).

Es de hacer notar que el Inmujeres reporta siete estados donde más niñas que niños asisten a la primaria: Morelos, Baja California Sur, Baja California, Durango, Michoacán, Nayarit, Sinaloa y Sonora.

En el caso de el Distrito Federal –capital del país—tiene el mayor rezago de mujeres frente a hombres en la educación media básica: 42.9 por ciento de ellas van a la secundaria frente a 47.5 de hombres. Le sigue Chiapas con 4.2 por ciento 18.2 por ciento hombres y 14 mujeres, ya más lejos Tabasco (3.7).

Las mexicanas tienen que buscar un empleo en un mundo donde las y los alumnos de Japón, Hong Kong y Corea tienen mejor nivel de aprovechamiento escolar en matemáticas y ciencias, mientras que las y los finlandeses leen mejor, según un estudio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que lamenta que las y los estudiantes latinoamericanos “van muy a la saga” en lectura.

De acuerdo al mismo estudio, las mexicanas pobres tendrán mayores dificultades al anotar que “las mayores disparidades en aptitudes de lectura entre los alumnos de familias ricas y pobres de un mismo país se dieron en Argentina, Brasil, Estados Unidos Chile, Israel, México, Perú y Portugal.”

CICLO ESCOLAR 2003-2004

Ayer lunes regresaron a la escuela 24 millones de niñas y niños desde el jardín de niños a la secundaria en el país.

Este será el segundo año escolar en que disminuye el número de estudiantes de primaria, que alcanzó un máximo histórico de 20 millones de estudiantes en ciclos básicos para 2001-2002, de acuerdo a la Elena Zúñiga, presidenta del Consejo Nacional de Población (Conapo).

Apenas el jueves pasado, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Juan Ramón de la Fuente, pidió al gobierno federal dejar de maquillar cifras y reconoció que el sistema educativo nacional es insuficiente.

Para acabar con esos rezagos que impiden a las mexicanas acceder a niveles más altos de educación o a una plaza en un mercado laboral deprimido, la Secretaría de Educación Pública carece de un órgano de política pública de género con alto nivel, como lo mandató el Ejecutivo mexicano al poner en marcha el Programa Nacional de Igualdad de Oportunidades (Proequidad).

Desde el sexenio pasado se creó la Red de Género, único organismo sobre el tema en la SEP, el cual desde el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) lucha porque no se pierda el espíritu de equidad entre mujeres y hombres en la esfera educativa, explica Gabriela Delgado, actual investigadora sobre educación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Delgado lamenta que en estos tres años poco se ha escuchado de programas en apoyo a las mujeres tanto como por investigadores en educación, los medios de comunicación y el magisterio.

EDUCACION NO FORMAL

“La educación formal e informal están en manos de la señora Fox”, sostiene Gabriela Delgado en entrevista al explicar que en estos tiempos cuando los pobres horizontes del empleo hacen que la escuela sea “un lugar para pasar el tiempo” la educación entre la juventud entra por otras vías de la vida cotidiana como internet y otros medios de comunicación donde el discurso de la derecha está presente “reforzando los estereotipos de género.”

“Lo más serio es cómo la fundación Vamos México presentó una serie de programas mediáticos como son la Guía de Padres en libros, televisión, radio, con lo que se da marcha atrás” a un proyecto de equidad.

Y asegura que este retroceso se hace evidente con el concepto rebasado que tienen de familia “en su propuesta es una familia tradicional como si todas fueran de la misma clase social” es decir clase media alta. A las madres les cargan obligaciones desde una perspectiva contraria a lo que han buscado los derechos humanos de las mujeres.

“Eran logros que se entendiera que había una concepción clara de las diferentes en tipos de familia.”

Cabe recordar que en los pasados tres años, la acción educativa más notable es el proyecto Guía de Padres, donde por primera vez se aliaron los proyectos de Marta Sahagún de Fox –vinculada a los Legionarios de Cristo y otras fuerzas conservadoras—con el mayor sindicato de maestros en América Latina, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) –cuya líder, Elba Esther Gordillo, encabezará al otrora gobernante PRI en la Cámara de Diputados.

El millón de paquetes con tres libros que se distribuyen gratuitamente entre padres y madres de familia –sin participación pero con la anuencia de la Secretaría de Educación Pública (SEP), ha sido criticado por feministas y especialistas en pedagogía.

Tal es el caso de Gabriela Rodríguez, quien a pocos días de la presentación del proyecto analizó que los libros gratuitos de quinto de primaria tienen conceptos más claros y avanzados sobre educación sexual que las Guías de Padres, tachadas también como “oscurantistas”.

2003/MR/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más