Inicio » Freakmodels, una agencia de modelos alternativa

Freakmodels, una agencia de modelos alternativa

Por la Redacción

Freakmodels es una agencia argentina de modelos no convencionales que opera bajo el eslogan “diferente de lo distinto”. En ella trabajan alrededor de mil modelos permanentes y 500 extras que no pertenecen al estereotipo de Valeria Mazza: los modelos de Freakmodels trabajan en publicidad porque están “en onda”.

Freakmodels es pionera en el país. Funciona en el local 25 de la Galería Bond Street, en la Avenida Santa Fe de la capital argentina. Esta galería suele atraer gente muy peculiar que no se llena con la moda Arman y busca algo que lo diferencie del resto y que no tenga que ver con la moda de las pasarelas de Giordano.

Sus locales son concurridos en su mayoría por jóvenes, y se puede encontrar de todo: ropa, accesorios y, por supuesto, piercings y tatuajes. Nos podemos imaginar entonces de qué se trata esta agencia que nació en 1999 con la consigna de mostrar la moda alternativa porteña y hoy tiene una variada cartera de clientes, tanto nacionales como internacionales, que van desde Coca Cola hasta Ray Ban, pasando por apariciones en videoclips de la banda musical mexicana Molotov.

Sus modelos no deben tener una edad precisa, ni superar el 1.70 de altura, ni tienen que ser un fideo. Deben ser auténticos, tener actitud, y con estas características rompen la barrera de lo convencional, de lo que estábamos acostumbrados a ver en publicidad.

Si tienes un mechón azul en la cabeza, vale; si eres enano, amante de las motos, punk, obeso, urbano, te gusta andar con chamarras de cuero con mirada desafiante o eres blanco, negro u oriental, también vale. Todos ellos muestran una publicidad diferente, es verdad; como lo es que mucha gente preferiría ver a una bella modelo que a una señora de cuarenta años y ochenta kilos en ropa interior, pero… ¿Qué es lo más real? ¿Qué es lo más auténtico?

Freakmodels -www.freakmodels.com- abrió una puerta para evitar la discriminación del que no cumple el 90-60-90 de la mano de Nicolás Baldo, cabeza y creador de la agencia. Quería mostrar una imagen nueva, y lo consiguió. Desde el pequeño local de ropa para hip hop en donde funciona la agencia, este hombre, siguiendo las tendencias publicitarias internacionales que comenzaban a mediatizar este tipo de publicidad, llevó a sus modelos diferentes hasta lo más alto del estrellato, desde la Avenida Santa Fe al resto del mundo, sin dietas ni bótox.

En el sector de Producción de la agencia, Germán Vidal Hahn y Gonzalo Rodríguez hablaron de este fenómeno que modifica el concepto de freak, que ya no es más el “deforme” del circo, como hace muchos años, sino el que porta actitud; y modifica el concepto de agencia ofreciendo una cartera de clientes variada.

-¿Cómo nació la idea de hacer una agencia no convencional en Argentina?

-La idea nació cuando Nicolás Baldo viajó a Nueva York, en 1999. Él tenía un amigo allá que trabajaba en publicidad porque tenía tatuajes y eso lo hacía obtener todos los trabajos. . Nicolás veía cómo el mercado estaba abierto allá a modelos diferentes, más que a los tradicionales.

Nicolás ya tenía en Argentina un negocio de ropa de hip hop en la Bond Street, y muchos amigos que cumplían las características que requería. Posteriormente formó la agencia en el mismo negocio, donde sigue funcionando cinco años después.

– ¿Y cómo, de repente, se volvió una agencia con tantos modelos y tanto trabajo?

– En 1999 comenzó la labor de difusión y dos años después, en el año 2001, se convirtió en una agencia famosa. Ahora se incorporan más o menos 30 personas por semana y no paramos de trabajar. En cuanto al concepto, entonces necesitábamos que los medios pusieran los ojos en nosotros y, para ello, requeríamos modelos muy diferentes para darnos a conocer.

-¿Existe una diferencia de género en la publicidad?

-Mira, no podría decirte si tenemos más mujeres que hombres, todo el tiempo el número varía, pero es bastante equilibrado, no hay diferencias notables. La publicidad en nuestra agencia es para todos y todas los que quieran ser alternativos y llamar la atención.

– ¿Y por qué la agencia no se movió de la galería, y después de años sigue funcionando en un local tan chico y sin ningún cartel?

– De acá no nos podemos ir. El pasillo de la galería es una pasarela: desfilan todo tipo de ondas. La gente que viene no necesita un cartel, sabe que es acá y tiene un rápido y fácil acceso. No seria lo mismo si estuviéramos en una oficina en el 2do piso, ¿no?

06/AC/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: