Inicio Frida Kahlo

Frida Kahlo

Por Erika Cervantes

La sensibilidad en el arte y la rebeldía caracterizan la pintura de Frida Kahlo, creadora que logró incluir en sus obras el dolor de vivir y la creatividad para plasmar la vida interna y externa de las mujeres de principios del siglo XX.

Frida Kahlo, nació el seis de julio de 1907. Su verdadero nombre fue Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón. Durante su niñez vivió en medio de la inestabilidad y la violencia del inicio de la Revolución Mexicana.

Desde temprana edad mostró un temperamento rebelde e independiente. Su padre fue Guillermo Kahlo, de origen austriaco y su madre Matilde Calderón de Oaxaca.

Frida sufrió de poliomielitis a los seis años de edad, pero el apoyo de su padre y su fuerza de carácter le ayudaron a salir adelante.

Poco femenina para la época, Frida practicó deportes como fútbol, lucha, boxeo y natación, lo que no era muy bien visto para una joven de su época.

Rebelde, siempre contradijo la tradición de las mujeres sumisas y sin instrucción escolarizada Frida cursó sus estudios de preparatoria a los quince años, y poco tiempo después conoció al pintor Diego Rivera, en el auditorio donde él realizaba un mural por encargo del gobierno.

El 17 de septiembre de 1925 Frida Kahlo sufrió un accidente que cambio el rumbo de su existencia, al chocar un tranvía contra el camión donde ella viajaba. Su columna fue fracturada y estuvo inmovilizada durante un tiempo.

Frida sufrió más de treinta y dos intervenciones quirúrgicas, pero nunca se recuperó totalmente. Se vio obligada a usar corsés de diferentes materiales, además de que el hecho de nunca poder concebir un hijo, la mortificó el resto de su vida. Durante su recuperación empezó a pintar. También por esta época se unió a la Liga de Juventudes Comunistas.

En 1928 Frida envió cuatro de sus primeros cuadros a Diego Rivera, quien la alentó a desarrollar su arte, un año más tarde habría de casarse con Diego que le dio mayor confianza para continuar pintando.

La expulsión de Diego del partido comunista llevó a la pareja a Estados Unidos de Norteamérica, donde se había organizado una retrospectiva de la obra de Rivera en el Museo de Arte Moderno.

Influenciada por el estilo de su marido, Frida Kahlo adopta el empleo de amplias zonas de color, en un estilo sencillo y conciso. Con el tiempo incluyó elementos fantásticos e introspectivos, usó con total libertad el espacio y combinó objetos incongruentes en su obra. Por estos motivos se relacionó su trabajo con el movimiento surrealista.

Frida señalaba que nunca perteneció a este movimiento, pues no pintaba sueños, sino su propia realidad. En 1932 Frida tuvo un aborto en Detroit, que la llevó a pintar Aborto en Detroit, en un estilo muy diferente al de su marido, basándose en el arte popular mexicano, principalmente en el estilo de los retablos religiosos.

Al regresar a México en 1935, Rivera tuvo una aventura amorosa con Cristina, la hermana menor de Frida. El incidente provocó una disputa conyugal. Aunque con el tiempo se reconciliaron, la relación entre ambos quedó muy afectada. En esa época hicieron amistad con el exiliado ruso León Trotski, a quien se le había ofrecido refugio en México por iniciativa de Diego Rivera.

En 1938 conocieron a André Bretón, uno de los líderes del movimiento surrealista, quien organizó para Frida una exposición en Nueva York y otra en París. La presentación en Nueva York fue un gran éxito, y en Europa Frida recibió elogios de artistas como Picasso, Kandinsky y Duchamp.

En 1940 Frida se divorcia de Diego, aunque siguieron realizando apariciones públicas juntos, en mayo de ese año, después del primer atentado contra la vida de Trotski, Diego Rivera consideró prudente trasladarse a San Francisco.

En septiembre, poco después del asesinato de Trotski, Frida decidió reunirse con su marido en Estados Unidos donde dos meses después se volvieron a casar.

La reputación de Frida Kahlo continuó creciendo y fue incluida en exposiciones de grupos de gran prestigio en los Estados Unidos, como en el Museo de Arte Moderno, el Instituto de Arte Contemporáneo de Boston, y el Museo de Arte de Filadelfia.

En 1946 Frida recibió un premio oficial en la Exposición Nacional de Arte, en México, a donde habían regresado. En 1948 fue nuevamente admitida en el Partido Comunista, al que perteneció hasta su muerte.

Frida Kahlo Calderón murió el 13 de julio de 1954, a la edad de cuarenta y siete años, heredándonos el poder infinito de su pintura autobiográfica e intimista.

2005/EC/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content