Inicio Gaby

Gaby

Por Alma Celia San Martín*

A casi un año, la vida de Bárbara Ybarra cambio drásticamente. La luz que antes inundó su vida a la llegada de sus hijos, se apagó cuando Gaby desapareció.

Desde ese momento Bárbara no ha tenido tiempo para descansar, su vida se ha convertido en una lucha. Tuvo que enfrentar la burocracia y la burla de las autoridades ministeriales desde el primer día, con la esperanza de que Gaby regresara.

Empezó su lucha solitaria. Con el tiempo se fueron sumando más voces hasta que encontró el cuerpo amado en un paraje solitario. Sólo ella que es su madre pudo tener certeza que los restos hallados eran de su hija. ¿Quién más que una madre para identificar a sus hijos, sea en las circunstancias que fueran?

Después de los días de incertidumbre llegaron los tiempos de pedir justicia, de ir de oficina en oficina, de implorar ayuda y a cambio recibir indiferencia.

Cuando conocí a Bárbara en una reunión de Equifonia, la imagine tal y como es, una mujer bajita, con un rostro que irradia ternura a pesar del sufrimiento de su mirada y sobre todo un ser que refleja la necesidad de justicia, lo que la ha impulsado para seguir adelante.

En ningún momento de su lucha ha bajado la guardia, por el contrario, todo su dolor la ha llevado a caminar junto a muchas madres que buscan justicia en el país. Su lucha representa a la de muchas madres y familiares que buscan desesperadamente a sus hijos e hijas desaparecidos o asesinados, su voz no sólo retumba en Veracruz, ha ido haciendo eco en el país.

No es solamente la madre de Gaby, aquella jovencita que hace poco menos de un año desapareció del hogar materno llenando de tristeza e impotencia a su madre, hermano y demás familiares.

Bárbara es hoy un símbolo de lucha junto con Esther Hernández Palacios; ellas siguen gritando y clamando justicia por sus hijas asesinadas doblemente.

Sin embargo, las instancias de justicia hasta ahora no han sido capaces de esclarecer los homicidios de ambas jóvenes que fueron privadas de su vida en circunstancias diferentes.

Finalmente el pasado viernes se cumplió un año de la desaparición de Gaby. Será recordada como Irene lo fue semanas atrás. ¡Seguro escucharemos el grito de justicia de muchas Bárbaras que siguen en espera!

Plazuela 1

Quienes llenaron la explanada del palacio municipal de Poza Rica no fueron de ninguna manera convencidos militantes y simpatizantes del PAN.

Los organizadores tuvieron que acarrear a gente de Álamo, Castillo de Teayo, Zozocolco y Filomeno Mata, para que fueran parte de la escenografía. Las y los oriundos de Poza Rica se fueron a divertir al concierto de Aleks Syntek al domo de la plaza cívica, en tanto los petroleros debieron acudir al estadio Heriberto Jara Corona, luego de haber sido convocados por su líder moral.

Plazuela 2

Tres casos de feminicidio han ocurrido en un mes en el norte de Veracruz, de los cuales cuando menos en dos se ha detenido al asesino, en tanto que el caso de Herminia Santiago Vicente, asesinada en su casa del municipio de Papantla, sigue en espera.

amallinali@hotmail.com

*Periodista en el estado de Veracruz, integrante de la Red Internacional de Periodistas con Perspectiva de Género.

12/ACS/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content