Inicio Globalización justa y trabajo decente pilares de estabilidad mundial: OIT

Globalización justa y trabajo decente pilares de estabilidad mundial: OIT

Por la Redacción

Una globalización justa, empleos que reduzcan la pobreza y la promoción del desarrollo a través del acceso al trabajo decente, son pilares de la estabilidad mundial, dijo el Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Juan Somavia.

Durante los trabajos de la 92ª Conferencia internacional del Trabajo, Somavia, acotó que la OIT puede colocar un “cimiento para el futuro” sobre la base de “la agenda del trabajo decente como una herramienta para el desarrollo”. La reunión concluirá el 17 de junio próximo.

El Trabajo Decente es resultado de las conclusiones de la 87 reunión de la OIT, en junio de 1999 y en él se establece que “la finalidad primordial de la organización es promover oportunidades para que mujeres y hombres puedan conseguir un trabajo decente y productivo en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana”.

En tal sentido, la OIT se pronunció desde entonces por una perspectiva coherente de igualdad entre los sexos en el mundo del trabajo centrando su atención no en una igualdad discursiva sino de hechos: en la política económica y las medidas legislativas.

Las mujeres han presentado una incorporación sostenida al mundo laboral que, en el caso de México, se incrementó de 17.6 por ciento en 1970, a 35.3 en 2003, estas cifras para mujeres de 12 años y más.

A pesar de ello la proporción de mujeres que trabajaban sin pago era el doble que la de los varones en 2003, de acuerdo al Informe de Ejecución del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (Cairo +10), presentado el 4 de mayo por la titular de Consejo Nacional de Población (Conapo), Elena Zúñiga.

En el informe se menciona que uno de los signos de la desigualdad laboral de género es que “prevalece la incorporación femenina a empleos poco calificados y mal remunerados”.

La brecha entre géneros en lo referente a cuestiones laborales es especialmente marcada para el caso de mujeres y hombres; en especial población femenina con altos niveles de escolaridad.

“Basta señalar que en 1996, la proporción de la población ocupada que recibía más de cinco salarios mínimos era de 8.4 por ciento entre los varones y de 4.7 por ciento entre las mujeres. Cifras que ascendieron a 12.5 y 7.6, respectivamente, en 2003”.

En tal sentido, el Informe 1999 de la OIT señala este asunto está todavía en una fase germinal: “para aplicar una política integrada en relación con la igualdad entre los sexos, será preciso actuar en tres niveles en la OIT: el político, el de los programas técnicos y el institucional”, finaliza el informe sobre Trabajo Decente.

Así, durante los trabajos de la Conferencia Internacional del Trabajo, los delegados eligieron como presidente de la Conferencia al Secretario de Estado de Trabajo de República Dominicana, Milton Ray Guevara y como vicepresidentes a Youssoufa Wade, por los empleadores, a Guillaume Attigbe, por los trabajadores, y a Maatough Mohamed Maatough por los gobiernos.

Se espera que la Conferencia movilice a unos tres mil delegadas y delegados, incluyendo jefes de Estado y de Gobierno, ministras y ministros del trabajo, y dirigentes de organizaciones de trabajadores y empleadores de los 177 países miembros de la OIT.

2004/BJ/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más