Inicio » Grave desigualdad de mujeres en Pakistán

Grave desigualdad de mujeres en Pakistán

Por Coralie Faure

En Pakistán más que en ningún otro país, las mujeres sufren de violencia y viven bajo un grave sometimiento, la discriminación en su contra es provocada tanto por su condición social, económica y política.

Mukhtaran Mai es una de las víctimas de la ley de su “panchayat” o consejo local, que determinó condenarla a la violación colectiva y pública para castigar a su familia porque el hermano mayor tuvo relaciones ilegítimas con una mujer de una tribu rival.

Así, de ser una victima más, esta mujer rompió el silencio sobre la violencia hacia las mujeres en Pakistán y se convirtió en un símbolo de valor y esperanza, ganadora del Premio Nóbel de la Paz

En un informe realizado en 2002, Amnistía Internacional (AI) denunció la violencia en contra de las mujeres en Pakistán, en sus varias formas, violencia intrafamiliar, justicia de la comunidad, malos tratos en caso de detención o también crimen por honor.

La comisión de derechos humanos de Pakistán denunció que entre mayo 2004 y mayo 2005 murieron 451 personas, entre ellas 240 mujeres, 156 hombres y 46 menores.

Al problema de la violencia se suma el de la condición social de la mujer frágil por la falta de acceso a los servicios básicos de educación o de salud entre otros.

Por lo que es de la alfabetización, en 2003-2004, 53 por ciento de la población saben leer y escribir: 42 por ciento de las mujeres y 66 por ciento de los hombres.

La cuestión de la salud también es problemática porque el acceso a los servicios es malo, sobre todo para la población rural. Por ejemplo, solo 20 por ciento de los nacimientos son asistidos por un personal cualificado y la muerte materna es muy elevada.

Según el informe de desarrollo humano del PNUD publicado en 2004, Pakistan es uno de los países del mundo (con Arabia Saudita, Omán, Yemen, India) que registra las mayores disparidades entre el Indice de Desarrollo Humano (IDH) y el Ïndice de Desarrollo de Género (IDG).

El IDH y el IDG, son calculados a partir de tres dimensiones: esperanza de vida, logro educacional e ingreso, pero el segundo ajusta los resultados para captar la desigualdad de género.

El IPG, índice de potenciación de género, se centra en las oportunidades de las mujeres más bien que en sus capacidades; toma en cuenta su participación política, su participación económica y sus recursos económicos.

Según este índice, Pakistán otra vez se ubica en los últimos 10 países, donde las mujeres representan 20 por ciento de los parlamentarios, y el 26 por ciento de la fuerza de trabajo.

Así, Pakistán es uno de los países del mundo donde la desigualdad de género es la más grande, y donde las oportunidades para las mujeres son las más limitadas.

06/CF/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: